Se le ha terminado lo bueno. Gema López volvía a pisar el plató de Sálvame y lo hacía con un look que no pasaba desapercibido para muchos de los espectadores. Vamos, la colaboradora no podía negar que había disfrutado del mar, la playa y el sol. Con un bronceado que seguro que le durará hasta finales de verano, López pasó el mal trago de enfrentarse a Chelo tras el pasó de su compañera y amiga por ‘Supervivientes’.

Artículo relacionado

Ha sido una vuelta movidita. En su primer día en ‘Sálvame’ tras haber estado unas semanas acompañada de su familia en la playa, Gema López se veía las caras con Chelo. La colaboradora ha sido una de las más críticas con su compañera y también una de las principales damnificadas por la actitud de la renovada amiga de Isabel Pantoja. Muy amiga pero Chelo no ha dudado en asegurar que no la echó nada de menos.

López pisaba el plató de su programa con un look que causaba sensación entre los espectadores. Un envidiable bronceado que rivalizaba con el que luce Lydia Lozano a lo largo de todo el año. Haber estado dándose chapuzones diarios ha hecho que la colaboradora potencie su color de piel y deje a sus compañeros en evidencia. ¿Cuánto hay que broncearse para llegar al nivel de Gema?

Un regreso complicado

“Me hubiera gustado hacerlo en otras condiciones. Quería reunirme con Gema, pero no quiero que esto afecte para nada”, explicaba Chelo en directo. “Ella fue la primera persona a la que llamé para pedirle perdón y no voy a rebatirle nada porque tiene razón”. López, por su parte, reclamaba un gesto de su compañera para volver a como estaban antes. “Chelo y yo seguiremos hablando, porque no quiero perderla, pero hay cosas que tienen que cambiar de su actitud”.