La ruptura de toda relación con su madre, Isabel Pantoja, parece haber liberado a Kiko Rivera. Desde su demoledora entrevista en exclusiva para Lecturas, se ha revelado un nuevo Kiko Rivera, más seguro, aunque dolido, pero dispuesto a poner toda la carne en el asador porque se cumpla la voluntad de su padre Paquirri, aunque eso suponga estar en pie de guerra contra su madre, Isabel Pantoja. Como si hubiera despertado de un sueño de décadas, uno de los gestos que han marcado esta etapa de su vida son los lazos restaurados con sus hermanos Cayetano y Fran Rivera.

Artículo relacionado

Kiko Rivera está redescubriendo una parte de sus raíces, su familia paterna, y lo ha hecho protagonizando un momento histórico que Lecturas contó en primicia esta semana: su visita a su tío Riverita, arropado por sus hermanos. Las tres 'R', como así se han denominado cariñosamente en redes sociales, están más unidos que nunca, unidos por el mismo objetivo. Sin embargo, su relación no ha sido siempre tan fluida ni su unión tan sólida. Tensiones, recelos, reproches... Kiko, Fran y Cayetano han tenido sus más y sus menos, aunque los lazos familiares y el cariño se ha impuesto, y ha reconducido la situación.

Kiko rivera Cayetano Fran y Riverita

La foto del reencuentro de Kiko Rivera con su tío Riverita.

INSTAGRAM @riverakiko

Kiko Rivera ha estado siempre más unido a Cayetano. Uno de los posibles motivos es porque Fran ha sido el azote de Isabel Pantoja del clan Rivera. Y es que el torero ha sido el que se ha mostrado más crítico con la tonadillera respecto a su actitud con la herencia de su padre, y no ha dudado en aprovechar la ocasión que se le ha presentado para reprochárselo. Que Fran criticara a la persona a la que más ha idolatrado Kiko hasta ahora no ayudaba a relajar las relaciones entre ellos, aunque a lo largo de los años han ido demostrando que se quieren a pesar de los escándalos y las tensiones familiares.

Artículo relacionado

No en vano, como ha recordado la periodista Gema López, Cantora ha sido siempre más 'pro Cayetano', ya que, según el círculo íntimo de Isabel Pantoja, la tonadillera "pensaba que Fran se despreocupaba bastante de Kiko y lo único que le interesaba era llamarle para determinados actos públicos donde quedaba muy bien que los tres posasen".

Fuera o no el carácter interesado del hermano mayor lo que más fastidiaba a la Pantoja, lo cierto es que era otro detalle el que demostraba la poca simpatía que le despertaba y, por extensión, impedía que la relación de Fran y Kiko fuera más fluida: la posible venta de Cantora en 2013. Si bien solo era una idea que se puso sobre la mesa, pues Isabel Pantoja nunca había querido deshacerse de la finca, como ha contado la tertuliana de 'Sálvame', "alguien le preguntó si ella estaría interesada en vendérsela a alguno de los hermanos Rivera y siempre decía que de vendérsela a uno de ellos, sería a Cayetano, porque entendía que había estado mucho más unido a Kiko".

Cayetano, Francisco y Kiko Rivera
Instagram @cayetanorivera

Cabe recordar que entre Cayetano y Fran nació un malestar el año pasado a consecuencia de la gestión de este último de la goyesca, espectáculo taurino que el hijo mayor de Paquirri y Carmina Ordóñez lleva organizando en la plaza de Ronda, localidad natal de su abuelo. Un desacuerdo que se tensionó aún más con los rumores de mala relación de sus respectivas parejas, Eva González y Lourdes Montes. Ha sido el paso de gigante que ha dado su hermano Kiko, rebelándose contra Isabel Pantoja, el que ha acabado de unir a todos los hermanos.