El tiempo pasa volando y, el día menos pensado, los que seguimos viendo como niños... en realidad han dejado de serlo. Stella del Carmen, la hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith, es un claro ejemplo de ello: ya no es una chiquilla y se ha convertido en toda una mujercita que ha heredado la belleza de su madre a su edad.

A sus 21 años, Stella del Carmen ha disfrutado de unas relajantes y muy especiales vacaciones junto a su padre en Málaga, desde donde ha vivido toda la intensidad de la Semana Santa y, también desde allí, ha demostrado al mundo que no solo se ha llevado lo mejor de su madre y de su padre... sino que también sabe lucirlo como una auténtica modelo.

Artículo relacionado

Y lo ha hecho con una fotografía que quita el hipo y en la vemos disfrutando del sol de Málaga en bikini mientras mira al horizonte. Una espectacular imagen que ya acumula más de 12.300 'me gusta' y centenares de comentarios y en la que, además, confirmamos lo bien que le sienta el pelo castaño. ¡Esta chica está guapa de cualquier manera! ¿La veremos algún día sobre alguna pasarela... o delante de las cámaras, como sus padres?