La Casa Real está a la orden del día por los continuos escándalos del rey Juan Carlos y eso implica que salgan a relucir informaciones hasta ahora desconocidas. Ha sido Lydia Lozano la última que ha reconocido que ella compartió varias noches de fiesta con el actual rey de España, tiempo en el que descubrió una afición de don Felipe hasta ese momento desconocida por el gran público.

Artículo relacionado

"Felipe iba a todos los garitos a los que yo iba, teníamos amigos comunes", afirmaba la colaboradora en 'Sálvame'. Unas declaraciones que iban más allá y es que lejos de lo que se pueda pensar, detrás de esa apariencia de hombre serio el marido de la reina Letizia es y gran bailarín: "Una noche estábamos todos en la pista bailando y Felipe pidió una bachata, empecé a bailar con él", una escena que recuerda como si fuera ayer y es que no es para menos.

El entonces príncipe bailaba tan bien que sorprendió a la periodista quien le preguntó directamente dónde había aprendido. Felipe, muy sincero, no dudó en darle esa información a Lydia: "En Santo Domingo, durante Elcano", desveló. Hay que recordar que un jovencísimo príncipe Felipe se embarcó en 1987 en el Juan Sebastián Elcano como parte de su formación militar, fue durante ese periplo de seis meses cuando el Rey aprendió este ritmo latino tan popular y sensual en nuestros días.

Más de tres décadas después, desconocemos si don Felipe mantiene su saber hacer con el baile latino o si, por el contrario, ya lo ha olvidado. Lo que es una realidad es que el Rey es toda una caja de sorpresas y ahora es inevitable imaginar con don Felipe y doña Letizia han protagonizado alguna que otra bachata en la intimidad.