Con permiso de Luca Onestini, Sandra Pica se ha convertido en la "otra" ganadora de 'Secret Story' y es que además de hacerse con el premio de 50.000 euros que escondían las esferas también se ha hecho con el amor de Julen, algo que no cambia por nada. Juntos, concedieron una entrevista exclusiva a Lecturas donde hablaron largo y tendido de las luces y sombras que, pese a su juventud, les han acompañado a lo largo de sus vidas.

Artículo recomendado

Sandra Pica se enfrenta a un inesperado revés que trunca sus planes tras 'Secret Story'

Sandra Pica se enfrenta a un inesperado revés que trunca sus planes tras 'Secret Story'

Sandra Pica ha hablado de la dura enfermedad que atravesó con solo 15 años: la bulimia, un trastorno alimenticio en el que todavía hoy sigue trabajando. La catalana recuerda que el pasado mes de febrero sufrió una nueva crisis tras conocer la infidelidad de Tom Brusse: "Me volví a obsesionar", nos cuenta. Aunque no volvió a caer en la enfermedad si llegó a perder 9 kilos en un mes: "Me pesaba dos veces al día. Empecé a pensar otra vez que era mi cuerpo. Cuando me pasa algo malo, me viene la inseguridad y pienso que soy yo", revelaba.

Sandra Pica

Sandra Pica en una imagen de su Instagram

Instagram @sandrapica

La exconcursante de 'Secret Story' recuerda cómo durante los dos años que estuvo sumida en la bulimia su familia no se enteró de nada "hasta que me dio una bajada de azúcar y me tuvieron que llevar al hospital. Ahí fue cuando se empezaron a dar cuenta de que nada más acabar de comer me iba al baño. Si un día me daba la ansiedad, me daba atracones", admite todavía con evidente malestar.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Sandra Pica y Julen posan juntos tras su primera noche fuera de 'Secret Story'

EXCLUSIVA Sandra Pica y Julen posan juntos tras su primera noche fuera de 'Secret Story'

Sandra, de 23 años, reconoce que lo pasó realmente mal y afirma con rotundidad que "no volveré a hacer algo así" ya que hay infinidad de opciones para conseguir el cuerpo deseado sin hacerse daño: "Siempre hay que estar en guardia (...) Si vuelvo a engordar, haré deporte o una dieta, pero no me volveré a obsesionar", sentencia a la vez que es consciente de que por mucho que se supere la enfermedad "el trauma no lo pasas nunca".