Han pasado seis meses de la gran bronca de Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban en 'Sábado Deluxe' y todavía sigue dando que hablar. El presentador y la colaboradora se dejaron llevar por la crispación del momento, con el país en plena desescalada tras tres meses confinado, y protagonizaron una discusión muy dura que acabó con Belén Esteban llorando y Jorge Javier Vázquez abandonando el plató del 'Deluxe'. Un gesto que hemos visto en el presentador muy pocas veces.

Artículo relacionado

En todos estos meses y con la sombra alargada de ese enfrentamiento aún sobre su cabeza, Jorge Javier Vázquez ha contado a Lecturas el aprendizaje que ha sacado de toda esta historia. "Fue un momento de aprendizaje. Antes me hubiera fustigado y lo hubiese pasado mal. Me acuerdo de que cuando sucedió, el sábado, yo lo que decidí fue desconectarme totalmente del mundo, y creo que fue lo que mejor hice. Me sirvió para pensar, para recapacitar. Pero no para torturarme, que es lo que hubiese hecho antes", nos ha contado el presentador.

Jorge Javier Vázquez

Jorge Javier Vázquez fue capaz de sacar lo positivo de esta desagradable situación tras analizarla con la mayor frialdad que podía. "No quiero que la gente se piense que yo me desentiendo cuando tengo una bronca con Belén porque todo me da igual, eso no es así; luego le doy muchas vueltas y pienso y recapacito. Durante todo este año con mi psicóloga he trabajado mucho el concepto de la aceptación. Y yo a veces no llegaba a entender, dentro de la relación que tenía con Belén, que aquello para mí hubiera sido un episodio aislado pero que ella le diera importancia".

Jorge y Belén

A pesar de tener una amistad con Belén Esteban de muchísimos años y muy estrecha, Jorge Javier Vázquez ha tenido que trabajar mucho para llegar a entender que esta no fuese capaz de pasar página. "El otro día pensé: 'Hay que aceptar que cada uno es como es. Yo tengo que aceptar que ella sea así. Yo no puedo pretender que ella sea como yo quiero que sea o como yo soy'. Cuando entiendes que tienes que aceptar y respetar cómo es la otra persona, también te sientes muy liberado", ha confesado en su última entrevista, en exclusiva, para Lecturas.