Cuando mira atrás, echa de menos la despreocupación de su vida en Cantora, pero ahora, a los 25, saborea la estabilidad alcanzada al lado de su hijo Alberto, que ya tiene siete años. A nivel personal, Isa Pantoja vive un momento de plenitud, a pesar de que la guerra que mantienen su madre y su hermano amenace constantemente con salpicar esa felicidad conseguida con tanto esfuerzo. Desde esa posición, la hija de la tonadillera habla con una claridad desarmante desde las páginas de Lecturas de las polémicas familiares y zanja de una vez por todas de una odiosa comparación que la persigue desde hace tiempo. Si alguien sigue pensando que Rocío Flores y ella tienen algo en común, después de leer su respuestas contundentes, va a quedarle claro que ni remotamente.

Artículo relacionado

"No nos parecemos en nada", su respuesta es tajante. Isa Pantoja no deja posibilidad alguna para que sigan las comparaciones con Rocío Flores, su compañera de plató a las órdenes de Ana Rosa Quintana. Y es que cuando la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores dio el salto a la televisión, muchos intentaron establecer paralelismos entre ellas. Salvo que son hijas de dos de las mujeres más populares de nuestro país y provienen de clanes más emblemáticos, poco más hay que rascar entre ellas.

Si bien, la relación con sus madres es problemática –en el caso de Isa Pantoja, llena de altibajos y silencios–, la hija de la tonadillera incide durante la entrevista con Lecturas de que la naturaleza y el origen de sus conflictos tienen una importancia capital aquí. "Son cosas diferentes. Las cosas que están mal hechas, están mal hechas", subraya, aunque para descargo de Rocío Flores, señala que "ha habido mucho machaque, mucha inquina". "Son situaciones diferentes", continúa, "pero a cualquiera, a Olga, a Rocío Flores, a Rocío Carrasco... el daño está hecho igual".

Artículo relacionado

A su mente corren los malos recuerdos de aquella pesadilla que vivió cuando estaba embarazada. Aquella presión mediática fue insoportable, como también los insultos y críticas que no cesaron después, que se siguieron produciendo con los años, por cualquier motivo sin fundamento. Isa Pantoja ha tenido que aguantar mucho, y es en este aspecto, donde empatiza con Rocío Flores, con quien considera que mantiene una "buena relación, aunque es complicado", y a quien considera "buena gente", a pesar de la presión que sostiene sobre sus hombros. "A Rocío le han dicho de todo, igual que a mí. Eso pasa por hacerlo público, es normal". Para Isa Pantoja solo le queda esperar a que el tiempo lo ponga todo en orden: "Paciencia. Todo Pasa".