Antonio Orozco tiene el alma rota tras el fallecimiento de Susana Prat, la madre de su hijo Jan, aún así no ha querido retrasar ni un minuto más su incorporación a la vida. Se lo debe a su hijo, a sus fans, pero, por encima de todo, a Susana y a él mismo. Tras protagonizar su concierto más difícil el pasado 9 de noviembre, ahora escuchamos por su boca cómo se encuentra y quiénes han sido esos amigos que no le han fallado en un momento tan doloroso.

Artículo relacionado

‘El programa de Ana Rosa’ ha emitido unas imágenes con las que son las primeras declaraciones del ‘coach’ de ‘La Voz’ tras haber perdido a su ex pareja. El catalán, que asegura que hay días “buenos y otros no tanto”, tiene la enorme suerte, además de contar con un hijo que lo es todo para él y al que inculca su amor por la música, de estar rodeado por unos amigos que valen ORO. Ellos son, en parte, responsables del regreso de Orozco a los escenarios. Las conversaciones con ellos sanan poco a poco su corazón y saber que estarán ahí siempre que los necesite también es un consuelo.

Tras la muerte de Susana, Antonio cuenta que ha estado arropado por compañeros como Pablo López, uno de sus grandísimos amigos, a quien ha asesorado en esta última edición de ‘La Voz’; Pablo Alborán, David Bustamante, David Bisbal, con quien entabló una bonita amistad en el talent musical; Alejandro Sanz, Juanes… Tampoco se ha olvidado de Antonio Carmona; fue precisamente Mariola Orellana, casada con el granadino, quien dio la noticia del fallecimiento de Susana en las redes, puesto que ambas eran muy amigas. El matrimonio ha dedicado palabras preciosas a la memoria de esta joven luchadora.

Antonio también ha agradecido su cariño a Malú, quien hace solo unos días mandaba este esperanzador mensaje a su amigo: “Es muy difícil, pero él es muy grande y sé que todo va a salir bien”. Lo dicho, unos amigos que valen lingotes del oro más preciado.