La espectacular llegada de Ana Boyer a la boda de su hermana Tamara Falcó e Íñigo Onieva

Sonriente y repleta de joyas, Ana Boyer ha hecho una espectacular entrada en El Rincón, donde se llevará a cabo el enlace

foto autor Conchi
Conchi Álvarez de Cienfuegos

Redactora Jefe de Clara Corazón

Gtres

La espectacular llegada de Ana Boyer a la boda de su hermana Tamara Falcó
Gtres

Ana Boyer era el rostro de la felicidad cuando esta tarde, a eso de las seis pasadas, entraba a El Rincón, la finca en la que se casará su hermana. La boda de Tamara Falcó e Íñigo Onieva es el enlace del verano, y sus invitados están ansiosos por festejar junto a los novios su gran día. Un día que pareció no llegar a ocurrir.

Ana Boyer llegaba a El Rincón aún sin vestir, luciendo una camisa blanca de material fresco, ideal para las altísimas temperaturas de Madrid. Lo que sí lucía era el peinado y el maquillaje que posteriormente lucirá en la ceremonia y en la fiesta posterior. Además, la hemos visto llevar unas preciosas joyas de la firma Rabat, que le aportaban una envidiable luz a su rostro. Un conjunto de gargantilla de brillantes y pendientes largos a juego, que resaltaban su tez morena.

ana boyer
GTRES

El maquillaje y peinado de Ana Boyer en la boda de Tamara Falcó

A su llegada, Ana Boyer lucía unas favorecedoras ondas abiertas, con raya en medio. Un peinado que, si no es parte del look final, puede ser un perfecto comienzo para después ser recogido por los y las especialistas de peluquería que llevan instalados en El Rincón desde primera hora de la tarde.

Ana Boyer ha lucido labios coral, ideales para el verano; mientras que los ojos los llevaba maquillados en efecto ahumado y enmarcados en negro. Las mejillas, a juego con el tono de los labios, han sido la nota final para este look jugoso y perfecto para un evento en julio.

Ana Boyer llega con su marido, Fernando Verdasco

Ana Boyer y Fernando Verdasco han salido juntos de la casa de Puerta de Hierro, el hogar de Isabel Preysler. Las hermanas de Tamara Falcó han dormido todas en la casa de su madre y han pasado juntas las últimas horas como soltera de la chef y colaboradora. 

Estos padres de dos hijos, que se han convertido en todo un ejemplo e inspiración para Tamara y en los que se mira para encontrar referentes de pareja, se casaron en 2017 en una boda mucho más íntima que la de la marquesa de Griñón. Lo hicieron en un enclave único, la isla de Mustique, rodeados únicamente de sus familiares.

Hoy, 8 de julio, llegaban Ana y Fernando con looks informales, relajados y frescos, perfectos para después cambiarse en la finca. Los dos se han mostrado exultantes y con ganas, dispuestos a pasar una noche idea. Llegaban sin niños, pero los niños sí que participan en la celebración como pajes nupciales. 

Ana Boyer, el mejor apoyo de Tamara Falcó

Llevan años siendo la una para la otra. Y, aunque Ana Boyer sea menor que Tamara Falcó, lo cierto es que muchas veces ha tenido que ejercer como la mayor. Su carácter, más serio, reflexivo y maduro; era la contraposición perfecta al de Tamara, voluble, espontáneo y natural. Ella ha sido su gran consuelo en los momentos de mayor angustia, como cuando descubrió que Íñigo Onieva la había sido infiel. Siempre con el mejor consejo, prudente y fría. Lo que ella necesitaba en un momento como ese. 

Ana Boyer es clave para Tamara, así que no es de extrañar que la elija como testigo en su enlace. De este modo, Alejandra Onieva lo será por parte del novio, mientras que la abogada será la que aporte la novia. Dos hermanas y dos pilares fundamentales en las vidas de los contrayentes, que están a punto de dar el paso más importante.