Emma García es una caja de sorpresas. La presentadora de Viva la vida siempre sorprende con cada confesión que hace, al igual que otras compañeras de cadena como Ana Terradillos que ha revelado que se enfrentó a una banda de atracadores y salió muy mal parada: "Me pegaron", ha contado en pleno directo de 'El programa de AR'. Emma, por su parte, ha vivido un año de intenso trabajo y estas navidades no están siendo como ella hubiese deseado: "No he podido juntarme con mi familia porque mi hermano ha estado en contacto con un positivo", reconocía la periodista con profunda pena. Afortunadamente, tanto ella como su marido y su hija se encuentran en perfectas condiciones y el deporte se ha convertido en la medicina perfecta para afrontar estas fechas tan convulsas marcadas por una nueva ola pandémica.

Artículo recomendado

La confesión más íntima y picante de Emma García sobre su marido Aitor

La confesión más íntima y picante de Emma García sobre su marido Aitor

Emma García ha vuelto a dejar en shock a todos sus seguidores de Instagram al publicar un vídeo en el que muestra el entrenamiento que lleva a cabo para lucir un cuerpo escultural. La que fuera presentadora de Mujeres y hombres y viceversa ha encontrado en el deporta una vía de escape y sus ejercicios no son aptos para débiles: "Dándolo todo", se puede leer en la publicación. ¡DALE AL PLAY y alucina con su aguante!

Emma García no deja de sorprender a sus fans con la rutina de ejercicio que realiza diariamente: "Hacer deporte es hacerte sentir vivo", escribía recientemente asegurando que es un hábito que no piensa perder nunca ya que así ha conseguido lograr un cuerpo de escándalo y unos brazos tonificados.

Artículo recomendado

Emma García rompe a llorar como nunca al hablar de su padre y recibe el calor de Terelu

Emma García rompe a llorar como nunca al hablar de su padre y recibe el calor de Terelu

Incluso, tiene un pasado vinculado al deporte de élite: fue nadadora profesional. "Estuve federada un año a nivel de localidad. Iba todos los días a entrenar, pero luego me aburrí", reconoció hace un par de años ante un Carlos Sobera atónito.