Cuando parecía que Adara Molinero y Rodri Fuertes habían arreglado todas sus desavenencias e incluso pensaban en dar un paso más en su relación y empezar a vivir juntos, el exgran hermano confirmaba la ruptura a través de las redes sociales: "A veces el amor no es suficiente y, aunque nos rompa, hay que saber irse y dejar ir. Me quedo con lo bueno, con las risas, con los cafés que sabían a tranquilidad, con los planes... porque aunque todo llegue a su fin, fue muy bonito", escribía el joven con una imagen en blanco y negro.

Artículo relacionado

La reacción de Adara Molinero no se hacía esperar y además de eliminar todo rastro de su relación con el madrileño en redes sociales, compartía una imagen con un breve "toca quererme". Los protagonistas han mantenido silencio desde entonces, ambos han seguido adelante con su vida y no han querido entrar en detalles.

adara y rodri
Instagram @rodrifuertespuch

Ha sido Elena Rodríguez, madre de Adara, quien en una conversación telefónica con el programa 'Viva la vida' revelaba algunas de las causas que habrían llevado a la pareja a romper de manera definitiva: "No han roto por terceras personas, han roto por incompatibilidad de caracteres", apuntaba zanjando de una vez y por todas la polémica. La que fuera concursante de 'Supervivientes' ha aprovechado su intervención para resaltar las cualidades de su hija, a quien adora: "Es una preciosidad de mujer y de persona, igual que él, hay muchísimas personas en el mundo y esto no se acaba, la vida sigue. Adara es muy buena persona y se merece lo mejor", sentenciaba.

Adara Molinero se ha volcado en el deporte y el baile en estas últimas semanas. La joven está decidida a disfrutar de todo lo bueno que está por venir y tiene un proyecto muy importante por delante: comprarse una casa en Madrid donde vivir junto a su hijo.