Jorge Sanz ha cambiado completamente de chip en ‘El Desafío’. En la segunda gala el concursante del programa presentado por Roberto Leal reconoció que el primer día no lo había dado todo y que pensaba que los retos no iban a ser para tanto. Pero al ver que no se le dio del todo bien y que los miembros del jurado fueron un tanto duros con él, reconoció que se iba a poner las pilas y que iba a tomarse todo lo que tuviera que hacer muy en serio. Y para llevar este propósito a cabo se inspiró de alguna forma en su hijo Merlín.

Artículo relacionado

La semana pasada Jorge Sanz se enfrentó a una prueba en la que tuvo que conducir un toro hidráulico. El actor se mostró de lo más nervioso y concentrado, y su reto le salió mejor que la semana anterior. Cuando terminó y soltó toda la adrenalina que había vivido durante el desafío al que se había tenido que enfrentar, tuvo un recuerdo para su hijo Merlín. Jorge decidió dedicarle la prueba porque el joven se está sacando el carnet de conducir. Así que el actor, que en este caso tuvo que conducir el toro hidráulico, le dio el consejo de que se motivara y envió todas sus energías a Merlín durante su aprendizaje en esto de conducir, en su caso los coches.

Jorge Sanz

Jorge Sanz durante su prueba en 'El Desafío'.

Antena 3

Merlín es el hijo que Jorge Sanz tuvo junto a Paloma Gómez. Esta misma semana se han cumplido dos años del fallecimiento de la actriz. Jorge y Paloma se conocieron cuando solo eran unos niños en el rodaje de ‘Valentina’. Años más tarde se reencontraron y surgió una historia de amor de la que nació el joven que ya hoy es mayor de edad. Jorge Sanz tuvo un mensaje precioso para Paloma el día de su fallecimiento, cuando le escribió que “Hoy te has ido, pero me diste el mejor regalo de mi vida. Hasta siempre, Palomita”.