"Hoy hago un parón, hoy me voy", con un sincero texto cargado de emotividad y mucho dolor, Dulceida ha anunciado a sus casi tres millones de seguidores de Instagram que abandona temporalmente las redes sociales. "Necesito reconstruirme, necesito abrazarme y cuidarme para volver. Me siento perdida y necesito encontrar el camino para recuperar mi alegría y volver a reconocerme, volver a ser yo y volver a quererme", señala la catalana para la que este 2021 ha sido realmente malo.

Hace solo unos meses compartía que había decidido darse un tiempo con su mujer y hace apenas unos días sufría la pérdida de su abuela, un pilar fundamental en su vida: "La echo de menos a cada minuto, sigo sin creérmelo y duele. Aunque se que ahora ella me ayudará".

Artículo relacionado

Aida Domenech ha querido resaltar en esta carta de despedida el acoso diario que recibe a través de las redes sociales y que se ha vuelto insoportable en los últimos tiempos: "Por mí y por mi salud mental, necesito parar. Soy una persona muy fuerte y nunca pensé que podría llegar a sentirme como me siento hoy, pero yo misma me estoy haciendo daño y no puedo más".

Visiblemente abatida, Dulceida promete recuperarse y volver con más fuerza que nunca: "Estoy dispuesta a seguir luchando (...) espero volver a tope, con mi sonrisa, mi voz repelente de bebe, mucho amor que daros y aventuras que vivir".

Dulceida es una de las influencers más importantes de nuestro país, lleva más de 12 años al pie del cañón compartiendo sus experiencias personales, su pasión por la moda... y gracias a su trabajo ha sido capaz de crear un auténtico imperio. Ahora es momento de parar para sanar. ¡Mucho ánimo!