Nada más haber terminado su paso por ‘Tu cara me suena’ y haber arrasado, Ruth Lorenzo se ha marchado a descansar. ¿Y qué destino ha escogido para hacerlo? La heladora Baviera. La murciana ha recorrido algunos de los paisajes más hermosos de la zona y de Füssen, que la han sorprendido especialmente por sus bosques nevados.

Otras se habrían marchado a Tailandia, a beber cócteles con sombrillitas mientras se tuestan en la hamaca. Ella no. Ella prefiere abrigarse de lo lindo y pasar más frío que en su vida. Dicen que con el frío uno piensa mejor, y ahora Ruth necesitaba poner en orden sus ideas, aclararse y volver con las pilas recargadas. ¡Qué necesario es pegarse una escapada y ver nuestra situación con la distancia que ponen los kilómetros de carretera!

En este viaje, ha aprovechado para conocer el castillo de Neuschwanstein, una preciosa construcción del siglo XIX y uno de los lugares de mayor afluencia turística de Alemania. También está descansando. Cuenta que un día durmió 17 horas ¡estaba exhausta! Y no nos extraña, se ha dejado la piel y las energías en cada personaje que ha imitado en ‘Tu cara me suena’, y por su fuera poco, las tres últimas, que han sido en riguroso directo, han sido especialmente duras. Sobre todo, una de sus últimas actuaciones, la de Pink, fue de lo más exigente físicamente hablando, puesto que requería una coreografía con acrobacias aéreas.

Buscando el silencio para escuchar lo que quiero decir. Me voy para volver...”, puede que Ruth se haya marchado buscando inspiración y vuelva tras esta aventura por el norte repleta de ideas con las que componer temas que lleguen a nuestros corazones. ¡Qué ganas de volver a escucharte, Ruth!

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado