¿Se acabó la guerra? ¿Ha llegado el momento de acercar posturas? Lo que respecta a Diego Matamoros pareciera que sí… El mayor de los hijos de Kiko se muestra más conciliacdor que nunca con su hermana más pequeña, Anita, con la que hace años que no tiene relación.

Artículo relacionado

Hará cosa de dos años que Anita Matamoros dejó de hablarse con su progenitor. Desde entonces, la relación paternofilial descansa en el limbo de las relaciones, y, por consiguiente, con el del resto de sus hermanos, salvo con Laura, con quien tiene un estrechísimo vínculo. Lo cierto es que las cosas nunca fueron fáciles entre Diego y la influencer. Jamás estuvieron a partir un piñón. Puede que fuera porque él mantenía una tensísima relación con Makoke, madre de la graduada en Comunicación de Moda; y que esto acabara por traspasar a la relación entre hermanos. Pero lo cierto es que desde hace años no se hablan.

Artículo relacionado

Sabiendo esto, resulta de lo más curioso ver a Diego Matamoros, relajado, optimista y con tono agradable y sereno hablando de Anita. Unas palabras que podrían ser interpretadas como un puente a hacer las paces. A, por fin, el entendimiento. Él está muy zen ahora, sin pareja, centrado en su momento más creativo, disfrutando de su faceta como tío y, quizás, abierto al entendimiento. La manera en la que habla de ella, sus sonrisas y lo que desea para la nueva relación que la influencer empezó este verano, lo confirman. ¿Quieres ver lo que ha dicho? ¡Dale al play!