¡No puede más! Desde que saltara a la luz el escándalo de la traición de Íñigo Onieva (33 años) a Tamara Falcó (41 años) y ante la desaparición del protagonista, la presión recayó sobre su familia. Durante semanas, Carolina Molas (54 años) tuvo que mantener el tipo frente a las cámaras, una posición muy complicada que a pesar de la reconciliación de la pareja ha terminado por pasarle factura.

Si bien era el propio Íñigo quien hace solo unos días pedía respeto para su madre, este sábado ha sido ella misma quien a través de una carta ha roto su silencio para pedir privacidad y consideración para su persona. Ha sido Saúl Ortiz quien desde el plató de 'Fiesta' le ha dado voz a una carta que expresa la desesperación de la empresaria.

Artículo recomendado

Nos colamos en el lujoso armario +50 de Carolina Molas tras el éxito de su vestidazo de madrina: repleto de los básicos de moda

Carolina Molas

"Como madre de Íñigo Onieva soy consciente de la relevancia mediática de su compromiso con Tamara Falcó pero esto no puede justificar la presión que he ido recibiendo", así comienza un comunicado donde Carolina implora que no se la trate como un personaje público cuando es "una persona privada, absolutamente celosa de su intimidad y la de su entorno". En dicho mensaje, la empresaria reconoce que siempre ha intentado mantener una relación cordial con la prensa por el bien de su hijo y de Tamara.

El colaborador de 'Fiesta' ha asegurado que Carolina ha dado este paso al frente para proteger a su entorno, en especial a su pareja. De hecho, a pesar de ser la madrina de la que promete ser la boda del año, la empresaria no formará parte del reportaje exclusivo que protagonizarán los novios. "No va a posar", ha confirmado Saúl.

Artículo recomendado

Isabel Preysler se pronuncia, al fin, sobre Carolina Molas: ¿Qué piensa sobre ella?

Isabel Preysler y Carolina Molas collage

Emma García apoya la decisión de Carolina Molas

A lo largo de todos estos meses, Emma García siempre ha mostrado una gran empatía con Carolina, y tras escuchar su determinación no ha hecho más que apoyar el gesto. "Tiene razón. Me parece que ha sido una persona coherente y educada. Ha aguantado el tirón y, ahora, cuando la persiguen a ella ha dicho hasta aquí", explicaba la presentadora. Además, a Emma le parece muy coherente que a pesar de ser una de las protagonistas del enlace, haya decidido no aparecer en la exclusiva.

La periodista ha dado por zanjado el tema recordando que cuando dio comienzo a 'Fiesta' allá por octubre de 2022 "empecé enviando un mensaje a mi madre y a ella por ese momento tan agobiante que estaba pasando".