La serie ‘Gambito de dama’ de Netflix está causando furor y ha puesto a su protagonista, Anya Taylor Joy, en el centro de todas las miradas. Se trata de una sensacional actriz de 24 años cuyos orígenes familiares se encuentran en nuestro país. En concreto, en Zaragoza.

Una familia nómada

Allí se trasladó a vivir su abuela materna durante la Guerra Civil, hasta que se casó con un diplomático británico al que destinaron en Zambia, donde nació Jennifer, la madre de Anya. Un tiempo después, la sigue establecida la abuela de la actriz, a la que Anya visita a menudo. Jennifer se casó con un exbanquero viudo, campeón de regatas y de ascendencia escocesa y argentina. Anya nació en Miami pero su infancia transcurrió en Buenos Aires. “Somos una familia nómada”, cuenta. Habla perfecto castellano con acento porteño, y considera esta su lengua materna. Su familia se trasladó a Londres cuando tenía 6 años, y no tenía ni idea de inglés. El cambio fue brutal para ella y sufrió bullying en el instituto: “Los niños no me entendían y me encerraban en las taquillas. Me pasaba todo el tiempo llorando en los lavabos”.

Anya Taylor-Joy
Gtres

Aprendió inglés leyendo los libros de Harry Potter y ha explicado que sufrió “contratiempos mentales” que llevaron a sus padres a sacarla del instituto. Estos problemas han conseguido que conecte mucho con Beth Harmon, la niña huérfana y joven prodigio del ajedrez de ‘Gambito de dama’, que sufre adicción a las pastillas. “Compartimos la sensación de sentirnos aisladas”, asegura.

El furor del ajedrez

Desde el estreno de la serie, el ajedrez se ha convertido en el deporte de moda. Las ventas de tableros se han disparado y todo el mundo quiere emular a la protagonista. Si tú también eres de los que les ha picado el gusanillo, no te quedes con las ganas. Con esta colección de libros del ocho veces campeón de España Miguel Illescas, publicada por RBA, obtendrás todos los conocimientos para hacer del ajedrez tu pasión.