¿Que no? Te digo yo a ti que sí

Dakota vuelve a 'Cámbiame' en busca de venganza: "Bastante bien me comporté"

La exparticipante de 'Hermano mayor' ha vuelto al programa para que le arreglasen el cambio de ayer ¡sin tocarle un pelo!

1 / 11

1 / 11

Dakota Cámbiame. Dakota

2 / 11

Dakota Cámbiame. Muy enfadada

3 / 11

Dakota Cámbiame. ¿Quién dijo miedo?

4 / 11

Dakota Cámbiame. Imágenes inéditas

5 / 11

Dakota Cámbiame. 'Me habéis jodido la vida'

6 / 11

Dakota Cámbiame. Segunda oportunidad

7 / 11

Dakota Cámbiame. NI UN PELO

8 / 11

Dakota Cámbiame. Enamorada

9 / 11

Dakota Cámbiame. Reconciliación

10 / 11

Dakota Cámbiame. La nueva Dakota

Más Sobre...

Cámbiame Estilo de los famosos Televisión Telecinco

Actualizado a

Segundas partes nunca fueron buenas. Menos si está Dakota involucrada. Entonces, llega EL TERROR. La exconcursante de Hermano mayor llego ayer a Cámbiame asegurando que ya no era la misma, que había hecho un profundo proceso de transformación, y a los tres minutos ya está poniendo a Cristina contra las cuerdas. Pero no contenta con haberla liado una vez, ¡hoy ha vuelto ha ocurrir! Dakota regresaba al taller para que Pelayo arreglase el estropicio de su estilismo. Eso sí, sin tocarle ni un pelo. NI UN PELO. ¿Habrán conseguido sobrevivir al tsunami?

Relacionado con esta noticia

Mi pelo para mí es todo”. Dakota, que como Cher o Chenoa, no necesita apellido, se convertía en la sensación de Cámbiame. Tras su paso por Hermano mayor, no habíamos vuelto a saber nada de ella en televisión y lo reconocemos, teníamos muchas ganas. Con una promesa de actitud renovada, acudía al taller para que Cristina transformase su exterior. Tan solo tenía una condición: no podían cortarle el pelo. ¿Y qué hicieron? Pues sí, cortarle el pelo.

En cuestión de minutos, se formó un pollo como nunca habíamos visto en el programa. Gritos, amenazas y un servicio de peluquería que debe exigir ya mismo el plus de peligrosidad. “Me habéis jodido la vida”, gritaba Dakota mientras Cristina le pedía que se relajase. Menos mal que era una mujer nueva y ya no se tomaba las cosas tan a la tremenda con el pesado... Finalmente, conseguían que saliese a la pasarela e incluso que se gustase. ¡Hasta sonrió! No fue el trauma para tanto. O eso parecía.

Al llegar a casa, Dakota vio ese pelo tricolor y supo que no podía seguir así. Ni corta ni perezosa, se plantó de nuevo en el taller de Cámbiame para que volviesen a cambiarla. Esta vez, claro, le tocó el turno a Pelayo -antes de que Cristina pidiese la baja por agotamiento existencial-. “El pelo no me lo tocáis más”, le advirtió al estilista. “Ya la habéis cagado una vez y no quiero que la caguéis más”. Con todo, reconocía que la ropa tampoco le había gustado mucho. Ni los zapatos. Vamos, nada.

Pelayo, lleno de paciencia, ha tomado las riendas del cambio, prometiéndole a Dakota que no iban a cortarle más el pelo. No sin dificultades, ha ido acercándose a ella y consiguiendo que se relajase. Y eso que, de entrada, no confiaba mucho en él. “Me caías supermal”, le explicaba la concursante. “Hay personas que las veo y no me caen bien. Te veía muy chulo”. Tampoco Cristina se salvaba. “La única que me caía bien era tu compañera, la que se piró”.

En cuanto vio que no le cortaban el pelo, cambió radicalmente de actitud. Se vino arriba, estuvo contenta, hasta bailó cuando se vio en la pantalla. Dakota era otra. Si es que en el fondo tiene buen corazón. “Gracias”, le dijo a Pelayo mientras le daba un abrazo. “Y a ti también”, repitió acercándose a Cristina. Por un momento, temimos que anunciasen su participación en el nuevo Supervivientes pero parece que no. Esperaremos hasta el año que viene.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?