Kiko Hernández reveló durante la tarde de ayer en 'Sálvame', la relación personal que le une al humorista Edmundo Arrocet. Probablemente, el novio de María Teresa Campos tampoco tenga ni idea de qué es porque no es tanto con él sino con su segunda mujer Rocío, con la que el colaborador tuvo una estrecha relación.

"Es la que me puso todos estos (decía señalándose a los dientes) y teníamos conversaciones de las 8 de la mañana a la 8 de la tarde" y es que cabe recordar que allá por 2012, Kiko atravesó una de las peores etapas de su vida "me miraba al espejo y me daba asco", reconocía por aquel entonces a su regreso a 'Sálvame' después de tres meses alejado de los focos.

Artículo relacionado

A juzgar por el comentario del colaborador, Kiko y Rocío, que falleció en diciembre 2012, tuvieron una relación más allá de la de dentista y paciente, algo a lo que el colaborador le estará agradecido eternamente.

Rocío Corral Penna, madre de dos de sus hijos, fue una de las mujeres más importantes de su vida. La muerte de "mi negrita", como la llamaba cariñosamente, le sumió en una profunda tristeza tanto así que no terminó de grabar las dos películas que tenía previstas con Chiquito de la Calzada.