Entrega de víveres, donaciones de sangre, ayuda a los más necesitados, horas extra de los sanitarios... Son muchos los ciudadanos que están aportando su granito de arena en estos momentos tan complicados para el país. Este fin de semana era la influencer Madame de Rosa la que confirmaba que volvía a los hospitalesen estos momentos de crisis sanitaria y recuperaba su profesión de enfermera.

Artículo relacionado

Este hecho ha provocado que Carla Barber, ex superviviente y médico estética, haya recibido un aluvión de críticas al verla 'tan relajada' en Canarias junto a su familia. La ex miss España ha sido juzgada con dureza por no ofrecer sus servicios como médico al gobierno ante la situación límite de los sanitarios de nuestro país.

Harta de las críticas, Carla ha estallado a través de su perfil en Instagram y ha explicado la realidad de su situación: "Siempre he sido una apasionada de mi profesión. El viernes contacté con sanidad para ofrecer mis servicios como médico, fuera donde fuese. Mandé mi CV y quedé a la espera".

Carla Barber

Pero ver como sus compañeros no dan a basto provocó que su insistencia no quedase ahí: "Por mi afán de querer ayudar, escribí a la doctora que llevó mis practicas en Urgencias del hospital de la Paz en Madrid para echar una mano allí. Parece que, de momento, no hace falta ayuda", explicaba dejando claro que ella estaba tranquila con su decisión y que estaba a la espera de noticias.

"Es muy triste que haya personas que intenten hacer daño al ver que estoy en mi casa y no en algún hospital. Es una pena que tenga que estar escribiendo esto para demostrarle algo a alguien cuando mi voluntad de ayudar fue anónima, sentenciaba a la vez que animaba a todos sus seguidores de que es tiempo de "estar unidos".