Irene Rosales volvía a televisión este domingo 16 de febrero en el programa ‘Viva la vida’ después de sufrir uno de los golpes más duros de su vida, la pérdida de su madre tras una dura enfermedad. La mujer de Kiko Rivera ha sacado fuerzas de la flaqueza y también ha acudido a apoyar a Anabel Pantoja en ‘El tiempo del descuento, un bonito gesto que seguro que esta nunca podrá olvidar.

Artículo relacionado

Sin embargo, para Irene no ha sido un día fácil. La mujer de Kiko Rivera ha revelado parte de los detalles del fatídico desenlace. Algunos de ellos muy duros, como que se encontraba a solas con su madre cuando ella falleció. “Se fue conmigo a solas, en casa. Es algo que por un lado me tranquiliza pero por otro me rompe”, ha desvelado muy afectada. “Me despedí sin quiererlo…”, continuaba con la voz entrecortada.

Irene Rosales

Irene también ha reconocido que todo ha sido muy rápido y que está destrozado. “Es algo que ha sido muy pronto, que me ha venido muy pronto. Para mí mi madre era mis manos, mis pies, mi cabeza, mi todo. Ha sido una enfermedad que vino y, de repente, de la noche a la mañana, en dos meses y poco, pues se ha ido”, ha explicado.

Unos duros momentos en los que reconoce que, en algunos casos, se siente culpable por intentar seguir adelante. “Tengo dos niñas y un marido y tengo que continuar. Me siento culpable por cada paso que doy pero tengo que seguir adelante por ella”, ha afirmado rodeada por todos sus compañeros del programa.

Artículo relacionado

Un primer programa en el que Kiko Rivera también ha estado presente. El hijo de Isabel Pantoja no ha querido dejar pasar la oportunidad de enviarle un cariñoso mensaje a su mujer, a lo que ella ha querido contestar: “Es la persona más importante. Es quien está entendiendo mejor mis circunstancias, mis cambios de humor… Gracias, gracias por estar en mi vida porque no sé que hubiera sido sin él”.