Concha Velasco se ha convertido en la primera protagonista de la vuelta de 'Lazos de Sangre' a TVE cuando su nombre es máxima actualidad tras retirarse de los escenarios. La actriz ha concedido su primera entrevista tras este adiós al teatro a Boris Izaguirre pero antes el programa ha repasado su vida en un documental en el que Concha ha hablado, sin tapujos, de las luces y las sombras de su vida.

Artículo relacionado

Así, Concha Velasco se ha sincerado sobre su intento de suicidio y cómo Buenafuente le salvó la vida sin saberlo. La actriz ha contado con detalles cómo vivió este momento tan duro e íntimo en el que decidió acabar con todo. Ha contado que estaba en una etapa muy difícil por sus problemas económicos durante su relación con Paco Marsó.

En ese momento, la pareja había perdido su casa y se alojaban en un hotel, Marsó estaba dando en televisión unas declaraciones bomba que le llevaron a cometer una locura. "Le recuerdo a él diciendo 'yo nunca he querido a Concha' y cogí todo lo que tenía en el mini bar y me tomé un bote de pastillas", ha contado, a lo que ha añadido: "No es que me quisiera suicidar, quería dormirme y que se me quitara el dolor".

Concha Velasco

Concha Velasco concede una entrevista a 'Lazos de Sangre'.

TVE

Tras hacer esto, Concha Velasco cuenta que cambió de canal y viendo el monólogo de Buenafuente, presa de los nervios, le dio un ataque de risa y lo vomitó todo. "Lo eché todo y llamé al médico del hotel que me dijo: 'Bueno, se ha hecho usted un lavado de estómago gracias a Buenafuente', ha contado. Desde entonces la relación de Concha Velasco y el humorista y su mujer Silvia Abril es espectacular, tanto que el matrimonio considera a la veterana actriz como una segunda madre.