La pandemia les ha complicado, por dos veces ya, sus planes de boda. La cantante Chenoa y su prometido, el urólogo Miguel Sánchez Encinas, tenían previsto casarse el 14 de junio de 2020, pero el maldito bicho truncó lo que iba a ser el día más feliz de sus vidas. Chenoa y Miguel decidieron entonces aplazar su boda para 2021, cuando se presumía que el dichoso virus habría sido combatido, pero no ha sido así, ya que todavía está entre nosotros, aunque su incidencia haya bajado notablemente.

Artículo relacionado

Lo que no ha podido el virus es acabar con el amor de Chenoa y su novio, que este fin de semana han celebrado con una romántica cena en El cielo de Urrechu, un conocido restaurante de Madrid, el 46 cumpleaños de la cantante. Y, claro, tras la cena, no faltó la tarta con velas que Chenoa sopló con ayuda de Miguel.

Después del tradicional apagado de velas –¿qué deseo habrá pedido Chenoa?–, la pareja se fundió en un apasionado beso, prueba de que su amor está a prueba de virus.

Chenoa y novio

La pareja cenó en El cielo de Urrechu, un conocido restaurante de Madrid cuya terraza goza de unas magníficas vistas a la ciudad.

Instagram @chenoa

"La verdad es que programar la boda ante la pandemia no es algo que nos haga mucha ilusión", declaró Chenoa en la revista Hola, tras haberla tenido que suspender dos veces, así que "se tarde lo que se tarde", lo que desean los enamorados es que todo esto pase para poder celebrar su enlace matrimonial con todas las garantías de que no se produzca ningún contagio.

Mientras tanto, Chenoa sigue trabajando lo que la pandemia le permite. Recientemente, hemos podido verla como investigadora invitada en 'Mask Singer' y también ha regresado a los escenarios con sus conciertos. En mayo abrió su gira de verano en Esparraguera, Barcelona, y ha continuado con actuaciones en Majadahonda, Madrid, y en Santovenia de Pisuerga, Valladolid.