Alcoy está viviendo este jueves 24 de octubre un día muy especial. Decenas de personas han dado el último adiós al cantante Camilo Sesto en Alcoy, su localidad natal. En el municipio también reposarán sus restos y se construirá un museo en su honor, tal y como pidió el intérprete en sus últimas voluntades.

El salón de plenos del ayuntamiento se ha abierto a las 11 de la mañana para que todos los fans y vecinos del cantante puedan despedirse de él. Su único hijo, Camilo Blanes, ha sido el encargado de llevar las cenizas de su padre, que se encuentran colocadas en una mesa junto a una bandera de la localidad, un busto del artista, flores y una fotografía gigante del cantante.

Camilo Blanes

“Deja un legado impresionante, que será recordado por muchos años”, ha dicho su emocionado hijo. Camilo ha estado acompañado por su tío Pepe Blanes y el resto de familiares. Un encuentro “muy bonito”, según ha dicho el joven, pese a los constantes rumores que señalan la mala relación del cantante con sus allegados.

Tras el acto, que durará hasta las 8 de la tarde, Camilo Blanes llevará las cenizas de su padre hasta el cementerio de Alcoy, donde Sesto descansará junto a sus padres, Eliseo Blanes y Joaquina Cortés. “Las cenizas de mi padre estarán con mis abuelos, cerca de donde están ahora”, ha explicado el hijo del cantante. El joven, además, ha pedido expresamente al Ayuntamiento que no se comunique donde serán depositados los restos.

Artículo relacionado

Desde que se conoció el testamento del cantante, el Ayuntamiento de Alcoy se preparaba para este momento. El municipio, además, también albergará el museo del artista, en el que se exhibirán algunos de sus recuerdos. Termina así un mes y medio lleno de polémicas para el hijo del cantante. Camilo Blanes, único heredero del intérprete, tardó 30 días en ir a por las cenizas de su padre y tampoco acudió a la lectura de sus últimas voluntades.