La salud de Cayetano Martínez de Irujo sigue dándole unos sustos de órdago. El pasado 18 de septiembre fue ingresado en la clínica madrileña de La Luz para ser intervenido de urgencia de los severos problemas intestinales que padece desde hace algunos años. De hecho, esta ha sido la novena intervención a la que ha tenido que someterse por esta misma causa desde 2014.

En la tarde del viernes, el duque de Arjona recibió el alta hospitalaria. Una buena noticia después de haber permanecido casi 10 días ingresado en el hospital. Por allí ha pasado buena parte de su familia, como sus hijos, su exmujer y madre de los gemelos, Genoveva Casanova, su actual novia, Bárbara Mirjan, y hasta el viudo de su madre, Alfonso Díez, con quien Cayetano mantiene una buena relación desde que su madre repartió su herencia en vida.

Artículo relacionado

Nada hacía presagiar que Cayetano acabaría en urgencias cuando le vimos por última vez en la celebración en San Sebastián de la mayoría de edad de sus hijos. Por entonces mostraba muy buen aspecto, aunque en su caso, parece que la procesión iba por dentro. No solo su salud estaba renqueante, sino que se encontró con el vacío de todos sus hermanos. Ninguno de los hijos de la fallecida Cayetana de Alba asistió a la fiesta y tan solo estuvo su sobrina Tana Rivera.

Cierto es que, pocas fechas antes, Cayetano Martínez de Irujo había publicado sus incendiarias memorias, que no sentaron bien a nadie de la familia, en especial a su hermano mayor, Carlos, actual duque de Alba, que lo dejó fuera de la casa de Alba de un plumazo. "La Casa de Alba es el duque de Alba y sus dos hijos y los demás pues son hermanos del duque de Alba. Y esto es así y es importante que se sepa", sentenció Carlos Fitz-James.