Más allá de por su cumpleaños, que tuvo lugar el pasado martes, Charlene de Mónaco se ha convertido en una de las grandes protagonistas de la semana por otras cuestiones. La mujer de Alberto de Mónaco sigue alejada de la vida pública en este momento en el que se encuentra recuperándose de sus contratiempos de salud. Así que se ha convertido en la gran ausente de las celebraciones de Santa Devota. Ayer por la noche, Alberto de Mónaco acudió junto a sus hijos Jacques y Gabriella y junto a su hermana Carolina a la tradicional procesión, marcada una vez más por la no presencia de la princesa. Pero si ha habido un momento en el que su ausencia ha sonado más que nunca ese ha sido el del servicio religioso celebrado esta mañana, porque se ha visto eclipsada por la presencia de Nicole Coste.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco, la gran ausente de la tradicional procesión de Santa Devota con Jacques y Gabriella como protagonistas

Charlene de Mónaco, la gran ausente de la tradicional procesión de Santa Devota con Jacques y Gabriella como protagonistas

De esta forma, esta vez la ausencia de Charlene de Mónaco ha cobrado relevancia por la presencia de otra persona. Nicole Coste, ex de Alberto de Mónaco, ha acudido al servicio religioso de Santa Devota celebrado en la catedral del Principado de Mónaco. La madre de Alexander, hijo del príncipe, ha lucido sus mejores galas, del color blanco que requiere la ocasión, en su entrada al lugar en el que ha coincidido con el padre de su hijo y con su excuñada Carolina de Mónaco. Algo que a Charlene podría no haberle hecho ni pizca de gracia y que se puede interpretar como una traición hacia ella en este momento tan complicado que está pasando.

Nicole Coste

Nicole Coste a su llegada a la catedral del Principado.

Gtres

Porque no hay que olvidar que hace tan solo unos meses Nicole Coste dio unas declaraciones en las que se mostró muy dura con Charlene de Mónaco. En aquel momento el príncipe Alberto sacó la cara por su mujer. "No me importa lo que le pase. ¿Por qué debería? Todo lo que le está pasando es el karma. La gente de Mónaco me quiere a mí más que a ella”, fue uno de los comentarios sobre ella con los que Nicole provocó el enfado de su ex. Por eso ha extrañado tanto que Nicole y Alberto hayan coincidido hoy en el mismo sitio y a la misma hora en una jornada en la que la princesa Charlene continúa muy lejos con su proceso de recuperación.