Que la reina Letizia es un icono de estilo internacional es una realidad. Todas las marcas están deseosas de que la consorte luzca alguna de sus prendas, un simple gesto que le da una enorme visibilidad en todo el mundo. Este viernes, la Reina ha demostrado que su compromiso con la moda española es total y lo ha hecho durante su visita, 12 años después, a la MBFWM.

Artículo recomendado

La reina Letizia, radiante de blanco, vuelve a la pasarela MBFWM 12 años después

La reina Letizia, radiante de blanco, vuelve a la pasarela MBFWM 12 años después

A lo largo de las cerca de dos horas que ha durado la visita, doña Letizia ha podido disfrutar de todo lo que no se ve. Se ha colado en el backstage y allí ha tenido la oportunidad de charlar con algunos diseñadores como Palomo Spain. También se ha interesado por las nuevas colecciones de los 15 diseñadores jóvenes talentos que optan al Premio Allianz EGO Confidence in Fashion como Patty Mañá, Morle, Libérrimo o Anel Yaos, entre otros. "Ha sido bastante dulce y cercana", apuntaban algunos de los protagonistas a 'Vanity Fair'.

Quien sabe si se ha quedado prendada de algunos de los diseños y muy pronto la vemos lucirlos en alguno de sus actos oficiales. Y es que la Reina siempre está dispuesta a incluir nuevas firmas en su vestidor. ¡Dale al PLAY y no pierdas detalle del periplo de doña Letizia por la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid!

Se resiste a los desfiles

Aunque durante su visita ha tenido la oportunidad de ver todos los entresijos de los desfiles, charlar con diseñadores y profesionales del sector, además de ver personalmente algunas de las colecciones se ha resistido a sentarse en el front row de alguno de los desfiles. El motivo no sería otro que no crear ningún tipo de malestar entre los modistos, algo que le ha llevado a lucir un estilismo blanco creado por el equipo de confección de Zarzuela.