Este sábado 5 de septiembre el príncipe Sverre Magnus de Noruega ha recibido su confirmación. Lo ha hecho bajo la atenta mirada de su familia en la parroquia de Asker, a las afueras de Oslo. Sin embargo, ha habido una persona que estaba visiblemente emocionada por el acto: su madre Mette-Marit, orgullosa y feliz del acontecimiento dedicado a su hijo menor.

Artículo relacionado

Tampoco han faltado a la cita los reyes Harald y Sonia, quienes no han apartado la mirada de su nieto mientras entraba en la capilla junto a sus compañeros.

Sverre Magnus de Noruega

Con motivo de la crisis sanitaria, y tal y como ya se había confirmado desde la Casa Real noruega, únicamente han podido acceder al acto unos pocos asistentes, por lo que no se ha podido ver a otros miembros de la Realeza europea que, en su día, fueron sus padrinos de bautismo, como Máxima de los Países Bajos, Pablo de Grecia, Espen Høiby, Bjørn Andersen-Steinsland, Marianne Gjellestad y la española Rosario Nadal, exmujer de Kyril de Bulgaria.

Para compensar esta falta la ceremonia se ha retransmitido en directo por televisión, con cientos de testigos de la confirmación como miembro de la Iglesia Luterana del joven Sverre Magnus.

Sverre Magnus de Noruega

Ataviado con una túnica blanca, el joven de 14 años -cumplirá 15 el próximo mes de diciembre-, ha llegado a Asker junto a sus compañeros y sus familiares más cercanos.

Quienes sí han estado presentes han sido sus padrinos de bautismo noruegos: la reina Sonia; Espen Høiby, hermano de Mette-Marit; y dos amigos íntimos de la Familia Real, Bjørn Steinsland y Marianne Gjellestad. Como normas de seguridad sanitaria, cada joven podía llevar a un máximo de 17 invitados.

Sverre Magnus de Noruega

Como detalle imprevisto, la princesa Marta Luisa, tía del protagonista de la jornada, ha acudido a la cita con muletas. Cabe recordar que hace unos días la royal compartía en sus redes sociales el orgullo que sentía tras la confirmación de su segunda hija, Leah Isadora. Una buena razón para dejar de lado su depresión y celebrar la alegría de la familia.

Sverre Magnus de Noruega

A diferencia de su hermana Ingrid Alexandra, la ceremonia ha sido muy discreta y sencilla. La princesa heredera recibía, hace un año, la confirmación ante la atenta mirada de un centenar de invitados en la Capilla del Palacio Real de Oslo. Entre los asistentes estuvieron sus padrinos de Ingrid, Felipe VI, Federico de Dinamarca y Victoria de Suecia, además de la Familia Real noruega y la familia de Mette-Marit al completo.

[Imágenes: Det Norske Kongehuset]