Acabamos de inaugurar el otoño, pero los príncipes Carlos Felipe y Sofia de Suecia han querido aprovechar los días de verano hasta el último momento, y en esta ocasión lo han hecho viajando hasta la isla de Capri. En lo que parecía una escapada romántica de última hora, había un motivo más que especial para que se haya trasladado hasta esta idílica ubicación italiana.

Artículo relacionado

Acompañados por sus hijos Alexander y Gabriel, los royals prepararon sus maletas para acudir al enlace de una gran amiga y madrina del menor de sus pequeños, Carolina Pihl, que contrajo matrimonio con el noruego Gunnar Eliassen.

Durante su viaje, que aprovecharon también para hacer turismo por el archipiélago italiano, no han faltado instantáneas de los príncipes en enclaves tan idílicos como inolvidables. En ellas, se ha podido ver a Sofía con un vestido largo low cost que este verano se ha podido ver en muchas cuentas de Instagram. Se trata de un modelo de Zara, en tonos azules con manchas blancas es de Zara. Entre otros rostros conocidos, la actriz y presentadora española Marta Torné lo ha lucido también en sus redes sociales.

En cuanto a la espectacular boda, tuvo lugar en el borde de un acantilado, a la hora del atardecer, por lo que los invitados disfrutaron de unas vistas espectaculares. La novia, amiga de la princesa se Suecia desde su etapa en Nueva York, lució un vestido blanco de corte sirena y manga corta, que combinó con unas ligeras ondas al agua en el pelo, adornadas con el velo. Después de convertirse en marido y mujer, los recién casados celebraron su día acompañados de familiares y amigos en una fiesta que se alargó hasta altas horas de la madrugada.