A sus 34 años, Scilla Ruffo di Calabria no es una aristócrata al uso. La hija de los príncipes Irma Pss zu Windisch-Grät y Augusto Ruffo di Calabria, primo del rey Felipe de Bélgica, nació en el seno de uno de los linajes más antiguos del país, cuyos orígenes se remontan al siglo XI y pasan por el extinto reino de Sicilia. Sin embargo, ella no otorga ningún valor a estos títulos y, lejos de Palacio, combina su origen nobiliario con su faceta como pincha discos.

Artículo relacionado

Princess Scilla DJ. Así es como se ha "rebautizado" con nombre artístico. La sobrina-nieta de la reina Paola de Bélgica se ha convertido en toda una estrella en las pistas de baile milanesas, además de ser solicitada en eventos y celebraciones en medio mundo: de las playas de Dubrovnik a Estambul, por ejemplo, su agenda es un no parar de fiesta en fiesta.

Scilla Ruffo di Calabria
Instagram scillaruffo

Y fue precisamente el pasado sábado 7 de diciembre cuando la joven contrajo matrimonio con el empresario Costantino Rivetti. La ceremonia religiosa tuvo lugar en Milán, concretamente en la iglesia San Pedro de Gessate, con una celebración posterior en el Palazzo del Ghiaccio, un espacio en que se celebran algunos de las fiestas más relevantes de la aristocracia local.

El enlace contó con más de 300 invitados entre los que destacaron Christian de Hannover, hijo del príncipe Ernesto de Hannover; Sofía de Habsburgo, tía de la novia, una de las más elegantes de la boda luciendo un diseño de Valentino; y Matilde Borromeo. Como ausencia más sonada se echó en falta a Tamara Falcó, buena amiga de Scilla, quien no pudo asistir con motivo del concierto que su hermano Enrique Iglesias ofreció en Madrid.

Scilla Ruffo di Calabria
Instagram scillaruffo

Su carrera artística comenzó cuando, tras haber abandonado su puesto como asesora en el Ayuntamiento de Milán, una amiga le pidió el favor de amenizar una fiesta privada. Su actuación gustó tanto a los asistentes que fue el simple boca a boca lo que fue guiando a Scilla hasta los locales más exclusivos de la élite internacional. La joven aristócrata también ha trabajado en sonadas bodas, como la del príncipe alemán Antonius von Fürstenberg y la condesa italiana Matilde Borromeo en 2011, en diferentes verbenas de Hollywood, e incluso en las fiestas de Elton John que se celebran después de la entrega de los Premios Oscar.

Scilla Ruffo di Calabria
Facebook Princess Scilla DJ

En su estilo musical no encontramos ritmos comerciales, ya que Scilla adora la música vintage, los clásicos de los años sesenta y setenta, y canciones de Johnny Cash y Jane Birkin, a quienes considera su gran fuente de inspiración. La princesa cuenta también con España en sus giras. El pasado verano hizo bailar a la jet set europea en el icónico Marbella Club, codo con codo en la mesa de mezclas con Brianda Fitz-James, nieta de la duquesa de Alba.

Entre sus inquietudes, la sobrina-nieta de la reina Paola de Bélgica también incluye una faceta filantrópica. Cada año, suele peregrinar con su madre al santuario de Lourdes, donde atienden a enfermos como voluntarias de la Orden de Malta. Además, en 2018 creó en Milán un festival, Who Gives a Funk, un evento que combina la música con diferentes causas benéficas.