El rey Juan Carlos ya está de vuelta en casa. Después de pasar una semana ingresado en el Hospital Quirón de Madrid tras someterse a una operación de corazón, su estado de salud ha mejorado lo necesario para recibir el alta hospitalaria y continuar con su recuperación desde la comodidad de su casa. Los servicios médicos del hospital han difundido un nuevo parte médico en el que indican que se encuentra "clínicamente estable, afebril y con las heridas quirúrgicas en proceso de cicatrización".

Artículo relacionado

La operación de corazón del rey emérito Juan Carlos nos ha mantenido en vilo toda la semana mientras se producían las visitas de sus familiares y allegados. El rey Felipe, doña Sofía, Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, Elena y sus hijos... todos han querido estar con don Juan Carlos en estos momentos delicados pero lo cierto es que hoy ha abandonado el hospital en solitario. Felipe se encuentra en Noruega, en la confirmación de su ahijada, la princesa Ingrid Alejandra, y hemos podido ver al monarca dejar el centro en un coche oscuro. No se ha detenido a hablar con la prensa pero sí que ha dedicado un cariñoso saludo a todos los medios que se encontraban allí congregados y ha hecho un comentario jocoso desde el interior del vehículo "tengo cañerías y tuberías nuevas". Ha salido sonriente y con la misma ropa con la que llegó al hospital hace ahora una semana.

En el parte médico que ha difundido el Hospital una hora ante de su salida podíamos leer que don Juan Carlos "se encuentra clínicamente estable, afebril y con las heridas quirúrgicas en proceso de cicatrización. La exploración cardiológica muestra contractilidad y ritmo cardíaco normales.

A partir de ahora, los servicios de Cirugía Cardíaca del Dr. Alberto Forteza Gil y de Cardiología del Dr. José Ángel Cabrera le realizarán a don Juan Carlos las revisiones periódicas previstas en este tipo de intervenciones".