En el día en que se ha hecho público que finalmente no habrá una comisión de investigación sobre los negocios paralelos de don Juan Carlostras la votación por parte de las fuerzas políticas en el Congreso de los diputados, el padre de Felipe VI ha reaparecido públicamente tras cuatro meses de confinamiento en el Palacio de la Zarzuela. El rey emérito ha sido fotografiado mientras asistía a una revisión rutinaria en la Clínica Quirón de Madrid, donde fue operado de un triple baypass coronario hace un año.

Artículo relacionado

En las fotografías emitidas por Informativos Telecinco en primicia, se puede ver como parte del equipo médico le recibía esta mañana en el parking del hospital madrileño. El monarca, de 82 años, bajaba del coche por su propio pie ayudándose de un bastón y lucía la ya tradicional mascarilla, cumpliendo así las medidas sanitarias. Al lado también había una silla de ruedas por si en algún momento fuera necesario facilitarle el desplazamiento.

Rey Juan Carlos

Es la primera vez que vemos a don Juan Carlos en los últimos meses en el que a su pesar ha ocupado un lugar protagonista dentro de la Casa Real, tiempo en el que su imagen se ha desmoronado por completo tras salir a la luz las millonarias comisiones que podría haber recibido por su labor de intermediario, una situación que llevó a don Felipe a renunciar de manera pública a la herencia por "no estar en consonancia con la legalidad".

Tras los estudios pertinentes que han durado varias horas, el emérito ha regresado a Zarzuela, escenario que ha elegido para ocultarse de todo el aluvión de críticas al que se ha visto envuelto en las últimas semanas. Muchos aseguran que en cuanto sea posible, cogerá un avión con destino República Dominicana donde disfrutará de un verano al margen de la presión mediática.