La Fiscalía del Tribunal Supremo ha asumido la investigación contra el rey Juan Carlos por el supuesto cobro de una comisión para hacer de intermediario en la adjudicación de las obras del AVE a La Meca en favor de un conglomerado de empresas españolas.

Artículo relacionado

En un comunicado que han hecho público este lunes 8 de junio, la Fiscalía asegura que trata de “delimitar o descartar” la relevancia de unos hechos que ocurren con posterioridad a la abdicación del rey emérito, “momento en el que dejó de estar protegido por la inviolabilidad” que la Constitución otorga al jefe del Estado. “Resulta preciso, pues, la práctica de nuevas diligencias que afectan directamente al Rey Emérito, quien -como es sabido- se encuentra aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo”, comunican.

Rey Juan Carlos

El encargado de llevar a cabo la investigación es el fiscal de sala especializado en delitos económicos Juan Ignacio Campos Campos, “quien dentro de la más alta categoría de la carrera fiscal, reúne una extraordinaria cualificación y experiencia. Además, estará auxiliado por un equipo conformado por tres fiscales del Tribunal Supremo, que asumirán la innegable complejidad técnica de estas diligencias de investigación”.

El caso llega a la Fiscalía del Tribunal Supremo, quien decidirá si denuncia al monarca, después de que Anticorrupción comenzara las diligencias en diciembre de 2018. Estas giran en torno a un supuesto pago de mordidas millonarias que salieron a la luz en las grabaciones del comisario Villarejo. En ellas, Corinna aseguraba que el rey Juan Carlos se había embolsado 80 millones de euros procedentes de la adjudicación de la obra.

Artículo relacionado

El Tribunal Supremo ya archivó en septiembre de 2018 la causa en torno al posible uso de Corinna como testaferro después de que la Fiscalía no viera indicio de delito. Sim embargo, sí que siguió adelante con las pesquisas en torno al proyecto del AVE a La Meca.