Desde hace unos años son varios los nombres de mujeres que han salido a la luz como amantes del rey Juan Carlos. Corinna Larsen, Marta Gayá o Sol Bacharach son algunas de las mujeres de las que se dice que en su momento mantuvieron relación con el rey emérito mientras él estaba casado con doña Sofía. Pero, ¿qué decía el entorno del anterior monarca sobre estas infidelidades? Tal y como cuenta Pilar Eyre en el blog que tiene en nuestra revista, a lo largo de estos años tan solo ha habido dos personas que se han enfrentado a él por sus infidelidades. Se trata de dos mujeres que aparte de conocerle tienen mucho cariño a la reina Sofía, de ahí que no dudaran en dar la cara por ella y decirle al padre de Felipe VI lo que pensaban de su comportamiento.

Artículo relacionado

“Dicen que María Gabriela de Saboya y Tatiana han sido las únicas que han osado reconvenir a don Juan Carlos por sus infidelidades públicas”, cuenta Eyre en su blog. Tatiana Radziwill es la prima de la reina Sofía, y además una de sus mejores amigas. Hace unos días se pudo ver cómo la madre del rey Felipe paseaba por Palma de Mallorca junto a ella. Tatiana no dudó en viajar de París, ciudad en la que reside, hasta la isla balear para brindar su apoyo a su buena amiga en uno de sus momentos más difíciles. De ahí que París se baraje como uno de los destinos por el que podría optar doña Sofía para irse a vivir en esta nueva etapa que comienza tras la marcha del rey Juan Carlos. La amistad de la reina y Tatiana viene desde hace muchos años, por eso Tatiana vivió de primera mano las infidelidades del emérito y se vio con fuerza para hablar.

Rey Juan Carlos reina Sofía

María Gabriela de Saboya fue uno de los amores de juventud del rey Juan Carlos. Finalmente el padre del rey Felipe se casó con Sofía de Grecia, y María Gabriela pasó a ser una de sus amigas. Debido a la confianza que tenía con él y al saber gran parte de su vida personal, fue otra de las que no dudó en enfrentarse al rey por sus escarceos, dejándole claro que lo que hacía no estaba nada bien. De esta forma estas dos mujeres se han convertido en las únicas en ser capaces de plantarle cara. Una por amistad con doña Sofía, la otra por el amor que sintió por él y por lo que vivió a su lado.