En cada una de sus apariciones, el rey Felipe VI (55 años) lo cuida todo hasta el más mínimo detalle. Detrás de cada acto, todo está muy estudiado. Sus gestos, su estilismo, sus palabras, el protocolo a seguir en cada evento… Pero entre todo esto, también hay hueco para ver algunas cuestiones que a veces pasan desapercibidas y que permiten saber un poco más del monarca. Esta vez ha sido durante su visita a Barcelona donde se han podido ver las secuelas de un trastorno que padece. Tan solo hay que fijarse en las manos de Felipe VI durante su aparición en la Feria Integrated Systems Europe 2023 y el IOT Solutions World Congres y en el acto de entrega de despachos a los 171 integrantes de la LXXI promoción de la Carrera Judicial y a la XXII promoción del Cuarto Turno para ver algunas heridas que podrían ser fruto de la onicofagia.

Artículo recomendado

La salida nocturna (y secreta) de los reyes Felipe y Letizia: de cena junto a otra pareja

Letizia y Felipe

¿Qué es la onicofagia, el trastorno que padecería Felipe VI?

Desde hace años y tal y como cuenta ‘OK Diario’, es sabido que Felipe VI sufre este trastorno que consiste en comerse las uñas de forma compulsiva. Quienes sufren esta dolencia, son incapaces de controlar este hábito que puede tener varias consecuencias. Entre ellas, las heridas, el perder la uña de forma completa, las infecciones, la aparición de verrugas… Además, estéticamente es algo que salta a la vista y que no queda bien. En esta última aparición, el rey Felipe VI no ha llevado tiritas ni ningún vendaje que tape estas heridas. Pero en otras ocasiones se ha podido ver al monarca con tiritas en los dedos debido al daño que provoca este trastorno que sufre.

El rey Felipe

El rey Felipe con heridas en sus dedos

Gtres

El rey Felipe también padecería narcolepsia

La onicofagia no sería el único trastorno que sufre Felipe VI. El monarca también padecería narcolepsia. Este es el trastorno que provoca un sueño constante, sin importar la hora y el lugar en el que se encuentre. Desde Casa Real por ahora han preferido no pronunciarse al respecto de estas cuestiones que afectan al monarca y que él siempre intenta que no afecten a su rutina y a su compromiso con la corona.