De vez en cuando, los matrimonios con hijos necesitan darse un respiro y se regalan una noche para ellos. Así lo han hecho también Felipe (54 años) y Letizia (50 años), quienes disfrutaron de la noche madrileña en compañía de una pareja amiga. Con su hija Leonor en el internado de Gales, y su otra hija, Sofía, que posiblemente ya haga también sus propios planes, los Reyes fueron vistos en un conocido y céntrico restaurante de la calle Atocha.

Artículo recomendado

La cara de la reina Letizia ante el desplante del embajador de Irán: el gesto del que todos hablan

Reina Letizia

Tal y como informa en primicia el portal Vanitatis, Letizia y Felipe llegaron al restaurante Ferretería sobre las 23.30 de la noche, posiblemente tras haber ido al cine o al teatro, y se sentaron en una mesa en la parte alta del establecimiento. Rechazaron ocupar un privado y cenaron en el comedor como cualquier otra pareja normal, sorprendiendo al resto de comensales que no se podían imaginar tan regia visita.

A los reyes les acompañaban el dermatólogo Pedro Jaén y su esposa. En una mesa cercana se sentaron dos escoltas, un hombre y una mujer, mientras que en la calle se apostaron tres escoltas más. Quizá los reyes y sus amigos aprovecharon para brindar por adelantado el cumpleaños de Felipe VI, quien mañana lunes 30 cumplirá 55 años. Al día siguiente, la reina Letizia estará en Alicante, en II Encuentro de la Red de Centros de Atención Directa y Servicios Especializados de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), mientras que el rey Felipe, viajará a Barcelona para inaugurar la feria Integrated Systems Europe (ISE) 2023 y el IOT Solutions World Congress (IOTSWC). Igualmente, por la tarde, el monarca presidirá el acto de entrega de despachos a la LXXI Promoción de la Carrera Judicial y a la XXII Promoción del Cuarto Turno, todo ello en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona.

Fueron muchos los comensales que los reconocieron e incluso algunos se acercaron a saludarlos. Tanto la reina Letizia como el rey Felipe se mostraron muy complacidos y respondieron muy amablemente a quienes quisieron cruzar unas palabras con ellos. Una vez terminaron de cenar, los reyes se despidieron del personal y fueron caminando por la calle Atocha hasta el parking en el que habían dejado su coche.

El restaurante Ferretería, inaugurado en 2019 y recomendado por la Guía Michelín, está ubicado en la ferretería más antigua de la zona, que data de 1888, y que anteriormente, en el siglo XVI, había sido una carbonería. El establecimiento sirve cocina tradicional, tapas y productos ibéricos.