Desde que el rey Juan Carlos hiciera público a través de un comunicado su decisión de marcharse de España a consecuencia de la repercusión mediática de "ciertos acontecimientos pasados", los focos han buscado el paradero del resto de los miembros de la familia.

Tras la reaparición de doña Sofía en Palma de Mallorca este miércoles, hoy le ha tocado el turno a don Felipe. La vida sigue y este jueves el monarca ha recuperado su agenda institucional con una audiencia en el palacio de la Zarzuela al Ministro de Relaciones Exteriores de la República Oriental del Uruguay, Francisco Bustillo Bonasso.

Artículo relacionado

En unas imágenes transmitidas por la Casa Real, don Felipe hacía su entrada en uno de los salones de palacio. Hay que recordar que esta reaparición ha sido muy cuidada ya que a consecuencia de la pandemia la prensa se limita a equipos gráficos por lo que se ha 'librado' de alguna que otra pregunta incómoda.

El político uruguayo, conocedor de la situación, bromeaba con el Rey a la hora de saludarse o no con el codo para romper el hielo. Un gesto que ha agradecido de buena gana el marido de la reina Letizia a quien se veía esbozar una ligera sonrisa a través de la mirada.

Esta será la última cita oficial que don Felipe tenga en Madrid. Este viernes se trasladará junto a su mujer y sus dos hijas hasta Palma de Mallorca para dar inicio a su verano más difícil. Diez días de estancia en Marivent en el que viajarán por las diferentes islas baleares a modo de intercambio después de haber cancelado la tradicional recepción en el palacio de la Almudaina a consecuencia del coronavirus.

¡No te pierdas todos los detalles de la reaparición. Dale al PLAY!