Desde que Felipe VI llegara al trono en 2014, la reina Sofía vio reducida su agenda institucional de manera considerable, un gesto que la colocó en un segundo plano. Tras un verano de lo más atípico y envuelta en las polémicas de su marido, el rey Juan Carlos, la emérita reaparecía (fuera de la agenda oficial) con la mejor de sus sonrisas en Málaga, ajena completamente a los dimes y diretes, y hace apenas unos días lo hacía de nuevo en un banco de alimentos de Toledo.

Sin embargo, la madre de Felipe VI esperaba con especial deseo la llegada de este 2 de octubre, día en el que retomaría su agenda oficial como miembro de primera línea de la familia real. Estaba previsto que se trasladara este viernes hasta Ibiza para inaugurar el VII Ciclo de Música de Cámara en las Ciudades Patrimonio, un acto que hacía especial ilusión a la reina y que lamentablemente se ha pospuesto debido a los últimos acontecimientos como consecuencia a la crisis sanitaria que sacude a nuestro país. Así lo comunicaba la propia Casa Real a última hora de este miércoles donde señalaban el motivo de la cancelación como 'razones de carácter sanitario'. De esta manera se retrasa hasta nueva orden el regreso de doña Sofía a la agenda real.

Artículo relacionado

Reina Sofía

Su sonada ausencia y el exilio de don Juan Carlos colocaban a la reina emérita fuera de la capital pero nada más lejos de la realidad. Por el momento, doña Sofía sigue instalada en el palacio de la Zarzuela en compañía de su hermana Irene, su apoyo inquebrantable a lo largo de toda la vida.

Los cambios políticos que rodean Madrid no han alterado la rutina de los Reyes que si han podido mantener sus compromisos profesionales, doña Letizia en una reunión con los representantes de la Cruz Roja o el rey en O Grove.