Cuando todavía colean las últimas declaraciones de Corinna Larsen en las que señalaba directamente a la reina Sofía de haber sido quien conspiró contra don Juan Carlos y promovió su abdicación, la madre de Felipe VI ha reaparecido mostrando su mejor cara.

Doña Sofía ha dejado atrás su retiro en Marivent y se trasladaba este sábado hasta la Costa del Sol, en concreto a La Cala del Moral (Málaga) donde tenía una cita muy especial con el medioambiente, un acto con motivo del Día Internacional de la Limpieza de Playas ‘EU Beach Clean Up 2020’. Aunque no estaba señalado en la agenda institucional, la mujer de Juan Carlos I ha participado en la recogida de residuos abandonados en estos entornos naturales y se ha interesado por conocer personalmente el trabajo de voluntarios y buceadores que luchan contra esta problemática en playas y mares.

Artículo relacionado

Reina Sofía

Con camisa a cuadros en tonos azules y pantalón a juego, la emérita no ha dudado en ponerse los guantes y cooperar con todos los voluntarios allí presentes. Bajo la mascarilla de rigor se dejaba entrever una enorme sonrisa, prueba de que ella está ajena a todas las polémicas que envuelven a su marido y que de manera indirecta le afectan.

Ha pasado un mes desde la última vez que vimos a la madre de Felipe VI. Fue en Palma de Mallorca, en una salida entre amigos junto a su hermana Irene y el matrimonio Radziwill Fruchaud. Tras esta cita en el sur de nuestro país, doña Sofía volverá al Palacio de la Zarzuela donde seguirá con una agenda institucional activa aunque mucho más reducida que en años anteriores.

La situación sanitaria ha llevado a doña Sofía a vivir un verano cuanto menos atípico aunque en todo momento ha contado con el apoyo de todos los miembros de su familia.