La reina Sofía ha protagonizado esta noche un nuevo acto. La de hoy ha sido una de las pocas apariciones que ha hecho desde que ‘Lecturas’ publicara en exclusiva las fotos de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia y desde que se conociera el fin del matrimonio de su hija la infanta Cristina con el exjugador de balonmano. Doña Sofía siempre se ha mantenido al margen de esta cuestión. Hasta el momento no se ha pronunciado al respecto sobre este tema y ha intentado seguir con su vida con total normalidad. Un día a día en una situación complicada en la que hoy ha vuelto a quedar claro quién es su gran apoyo en sus peores momentos. Su hermana Irene de Grecia ha sido su acompañante en su aparición de hoy, la primera que ha hecho tras conocerse que el rey Juan Carlos se contagió de coronavirus hace unas semanas.

Artículo recomendado

El secretismo entorno al positivo en Covid-19 del rey Juan Carlos que le llevó al hospital

El secretismo entorno al positivo en Covid-19 del rey Juan Carlos que le llevó al hospital

Desde siempre, la reina Sofía tiene en Irene a una hermana pero también a su más fiel amiga. En especial desde hace unos años. Desde que el rey Juan Carlos puso rumbo a Abu Dabi, Irene de Grecia se ha convertido en la ‘escudera’ de doña Sofía. Juntas han hecho varias apariciones y en lo que a su vida privada se refiere, es con su hermana con quien lleva todo tipo de planes y con la que pasa los momentos más señalados como las vacaciones en Marivent. Esta noche, la reina Sofía ha vuelto a contar con su hermana en uno de sus planes favoritos, un concierto. Irene, siempre en segundo plano, ha estado junto a su hermana en un concierto en Madrid.

Reina Sofía e Irene de Grecia

La reina Sofía, acompañada por su hermana Irene de Grecia en un concierto.

Gtres

Para la ocasión, la reina Sofía ha lucido su versión más sobria. A ella que le encantan los colores y los estampados, esta vez ha preferido dejarlos a un lado. Por la elegancia que ha requerido la ocasión y también como fiel reflejo del momento por el que está pasando, doña Sofía ha optado por un look en color negro. Un tono que ha estado presente tanto en su traje de chaqueta, como en sus zapatos e incluso en su mascarilla. El contraste lo ha puesto a través de su complemento favorito, un pañuelo al cuello estampado con el que de alguna forma ha roto esa sobriedad. Además, la madre de Felipe VI ha coincidido en este evento con Isabel Preysler, que no ha querido perderse esta cita con la música.