La reina Sofía ha retomado sus compromisos profesionales este martes desde el palacio de la Zarzuela. Un mes después de su última aparición pública y en un momento en el que no cesan los escándalos entorno a su marido o sus hijas, la monarca emérita ha presidido, de manera telemática, la reunión anual de patronos de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, que este año celebra su 30º aniversario.

En las imágenes facilitadas por Casa Real, hemos visto a doña Sofía con un buen aspecto. Para esta cita, la mujer de Juan Carlos I ha elegido una americana de color rojo sin solapa que ha combinado con una blusa estampada a juego. Ha sido la elección de su broche lo que ha llamado la atención.

La reina emérita se decantaba por el broche en forma de racimo de uvas amatistas montadas en oro. El uso de ese pasador podría ser pura coincidencia, sin embargo, dentro de la Casa Real nada suele dejarse al azar por lo que entendemos que con este gesto, la reina Sofía se posiciona públicamente al lado de los Reyes. Cabe recordar que la emérita lució esta joya en una fecha muy especial, el día de la pedida de mano de don Felipe y doña Letizia en noviembre de 2003.

Artículo relacionado

Reina Sofía

La reina Sofía en un acto telemático desde el palacio de la Zarzuela

Gtres

La reina Sofía es la única que ha salido indemne de los movimientos tanto de su marido como de sus hijas y es que la monarca sigue con su apoyo fiel a su hijo y, por supuesto, a la Institución. Eso sí, su presencia en la agenda oficial cada vez es más reducida. En 2020, solo participó en nueve actos oficiales, una disminución que probablemente se debe a la irrupción de la pandemia además de la idea de centrar el peso de la familia real en Felipe, Letizia, Leonor y Sofía.