El 2023 ha empezado de la peor manera posible para la reina Sofía (84 años). Hace apenas unas semanas, su hermano Constantino de Grecia fallecía en Atenas a los 82 años a consecuencia de las complicaciones derivadas del derrame cerebral que sufrió el pasado 6 de enero. Su mujer, Ana María de Dinamarca, y sus cinco hijos estuvieron a su lado en todo momento, al igual que la madre de Felipe VI. Doña Sofía sentía devoción por su hermano y, sin duda alguna, ha sido, es y será uno de los hombres más importantes de su vida.

La reina emérita estuvo arropada en todo momento por su familia salvo por la princesa Leonor y la infanta Sofía. Las hijas de la reina Letizia fueron las grandes ausentes en el último adiós. Sin embargo, la experiodista acaparó todas las miradas protagonizando la imagen más buscada junto a Marie-Chantal. Cogidas del brazo y más cómplices que nunca, la mujer de Felipe VI y de Pablo de Grecia enterraron el hacha de guerra para siempre después de años de rencillas. Pero ahora, es momento de volver al trabajo y Sofía ya ha hecho una aparición estelar en Tenerife.

Artículo recomendado

Los planes de la reina Sofía, tras el funeral de su hermano Constantino

Los planes de la reina Sofía, tras el funeral de su hermano Constantino

Ataviada con un sobrio traje de color negro, la reina Sofía ha reaparecido en Tenerife en una de las citas a las que nunca falla. La emérita ha visitado las instalaciones de la Asociación del Banco de Alimentos y lo ha hecho con una sonrisa de oreja a oreja a pesar de las circunstancias y después de haber perdido a uno de sus pilares más importantes.

De esta manera, y cargada de fuerza, la reina Sofía ha retomado su agenda profesional en un acto cargado de valor y dejando claro que sigue volcada en causas solidarias, esta en concreto a favor de la lucha contra el hambre.

reina sofía

La reina Sofía retoma su agenda profesional en Tenerife.

Gtres

El reencuentro de Sofía con don Juan Carlos

El funeral de Constantino de Grecia ha sido uno de los momentos más dolorosos para Sofía, pero tener a su familia cerca ha sido de lo más sanador. Mientras que sus hijas, Cristina y Elena viajaban en compañía de sus hijos hasta Atenas, don Juan Carlos (85 años) hacía lo mismo desde Abu Dabi. Desde que decidiera exiliarse en la capital de los Emiratos Árabes Unidos, le hemos podido ver en contadas ocasiones.

Sin embargo, estar al lado de su mujer ha sido un gesto de lo más revelador. Toda la familia real limaron asperezas, tras años de polémicas, para apoyar a Sofía y han vuelto a dejar imágenes para el recuerdo.