Los reyes Felipe y Letizia y los reyes Juan Carlos y Sofía han protagonizado la imagen más comentada. Los cuatro se han sentado juntos durante el funeral de Isabel II. Hasta el momento esta foto se había evitado. Han llegado por separado al funeral, ayer no se les vio juntos en la recepción en Buckingham Palace… Pero hoy ya sí que ha sido una realidad el hecho de verles en el mismo sitio, a la misma hora, y sentados de forma contigua. Tras el último adiós a la reina de Inglaterra, en el que se han dado cita miembros de las diferentes realezas europeas, los actos de despedida continuarán. Pero esta imagen de los cuatro ya no volverá a darse.

Artículo recomendado

Los reyes Felipe y Letizia, el rey Juan Carlos y la reina Sofía, juntos, protagonizan la imagen más buscada

Los reyes Felipe y Letizia, el rey Juan Carlos y la reina Sofía, juntos, protagonizan la imagen más buscada

El rey Carlos III, tras este multitudinario acto en la Abadía de Westminster, ha invitado a las casas reales a Windsor, donde se va a celebrar otra ceremonia religiosa enmarcada en el último adiós a Isabel II. Pero tal y como han informado en un comunicado enviado desde Casa Real, el rey Juan Carlos ha declinado la invitación, mientras que a la reina Letizia le ha resultado imposible acudir.

Felipe Sofía

Don Felipe y doña Sofía acuden al servicio religioso en el castillo de Windsor

Getty

De hecho, a estas horas doña Letizia se encuentra rumbo a Nueva York, en donde a partir de mañana va a hacer frente a una intensa agenda en la Gran Manzana. La consorte tenía que coger un vuelo regular hasta el país y, ante la imposibilidad de abandonar el castillo de Windsor antes de la finalización de la ceremonia, no ha podido acudir.

Artículo recomendado

La reina Letizia pone rumbo a Nueva York después del incómodo encuentro con el rey Juan Carlos

La reina Letizia pone rumbo a Nueva York después del incómodo encuentro con el rey Juan Carlos

Los que sí estarán en Windsor serán el rey Felipe y la reina Sofía. Madre e hijo sí que se trasladarán desde Westminster hasta allí para representar a la corona española en un nuevo acto con el que se pondrá fin a las apariciones de las familias reales en Londres con motivo del fallecimiento de Isabel II.