Los Reyes han hecho una excepción y han viajado a La Palma este jueves cuando la emergencia está todavía en niveles altos para conocer de primera mano la magnitud de la erupción volcánica. Aunque el viento ha complicado el aterrizaje, finalmente don Felipe y doña Letizia conseguían poner pie en tierra pasadas las 11 de la mañana, hora local. El objetivo de la visita cuando el volcán sigue en plena erupción no es otro que mostrar su apoyo incondicional al pueblo y, sobre todo, a aquellos centenares de vecinos que han perdido sus casas y con ellas todo lo que tenían.

Sobrecogidos con la destrucción que veían sus ojos, los monarcas han visitado las zonas afectadas acompañados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de autoridades. Un recorrido que han empezado en el Acuartelamiento de El Fuerte donde se encuentran algunos de los evacuados por la erupción y donde no han dudado en resaltar el trabajo de los servicios de emergencia así como interesarse por la situación de los vecinos afectados que han agradecido enormemente el cariño mostrado por parte de don Felipe y doña Letizia.

Artículo relacionado

Felipe y Letizia en La Palma

Los Reyes se interesan por los vecinos afectados

Gtres

Para esta visita tan sensible, doña Letizia ha optado por una versión casual y cómoda compuesto por un sencillo pantalón beige de corte masculino y tiro alto al que ha incluido un pequeño cinturón marrón y que ha combinado por una camiseta de manga corta básica en color blanco y zapatillas a juego. Para más confort, ha recogido su cabello en una coleta.

La actualidad manda y esta situación tan extrema ha obligado a los Reyes a cancelar su presencia en el Teatro Real prevista para esta misma noche con motivo del estreno de la nueva temporada.