La reina Letizia ha protagonizado un nuevo acto esta tarde en Zarzuela en el que, de alguna forma, la princesa Leonor ha estado muy presente. Junto al rey Felipe, se ha reunido con el patronato de la Fundación Comité Español de los Colegios del Mundo Unido a la que pertenece el UWC Atlantic College de Gales en el que actualmente la princesa de Asturias está llevando a cabo sus estudios de bachillerato. De hecho el año pasado, la heredera y su hermana la infanta Sofía estuvieron en este mismo acto que ahora han protagonizado sus padres en solitario.

Artículo recomendado

El estilismo que la reina Letizia ha desterrado de su armario desde que entró en la Casa Real

El estilismo que la reina Letizia ha desterrado de su armario desde que entró en la Casa Real

Para la ocasión, la reina Letizia ha rescatado uno de sus vestidos más favorecedores. Doña Letizia se ha puesto un diseño de Hugo Boss que llama la atención por su estampado de fuegos artificiales y porque gracias a su fruncido lateral se consigue el deseado efecto tipazo. Además, su largo midi es ideal porque es cómodo de llevar, tiene un toque elegante y sienta muy bien. Este vestido de manga corta de doña Letizia lo estrenó en septiembre del año pasado, cuando acudió a la Feria del Libro de Madrid.

Letizia

La reina Letizia.

Gtres

Para el acto de esta tarde, la reina Letizia ha combinado su ya característico vestido de fuegos artificiales con sus salones destalonados de color borgoña de Carolina Herrera. Una forma impecable de darle un toque de color a este estilismo que bien podría haber combinado con zapatos de otros colores porque queda bien con muchos tonos. Esta vez no ha llevado bolso, como suele suceder en este tipo de recepciones, y como joyas se ha decantado por sus aros dorados. Una opción sencilla con la que ha dado todo el protagonismo a su vestido en este acto en el que seguro que se ha acordado muchísimo de la princesa Leonor, con la que es probable que se encuentre a finales de esta semana.