La reina Letizia ya ha llegado a uno de sus destinos más especiales de este año. Doña Letizia ha aterrizado en Honduras para llevar a cabo un viaje de lo más solidario. La mujer de Felipe VI ha bajado del avión que le ha trasladado hasta el país y ha sido recibida por algunas autoridades y personas pertenecientes a las asociaciones con las que va a colaborar. En esta ocasión la madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía ha viajado sin la compañía de don Felipe, que permanece en Madrid atendiendo su agenda oficial. Doña Letizia ha saludado a todos sacando su lado más amable y dispuesta a empezar con las actividades que le llevarán a prestar ayuda humanitaria en algunas zonas afectadas del país.

Artículo recomendado

La reina Letizia sufre un pequeño percance con su última elección estilística

La reina Letizia sufre un pequeño percance con su última elección estilística

Para la ocasión la reina Letizia ha lucido un atuendo de lo más cómodo. Con un chaleco rojo de cooperante, una prenda que ya ha llevado en otras ocasiones en viajes de este estilo, ha marcado el carácter solidario de la actividad. Lo ha combinado con una blusa en color blanco y unos pantalones beige, un look de lo más sencillo cómodo. Por la comodidad también ha apostado para su peinado. Doña Letizia ha lucido una coleta, una de las opciones por las que más apuesta últimamente.

Con este viaje la mujer de Felipe VI marca un antes y un después. Es la única ‘royal que hasta el momento ha hecho un viaje de este tipo desde que terminó el confinamiento. De hecho se trata del viaje más largo que la reina Letizia ha hecho en este 2020, donde apenas ha salido de nuestro país. El periplo de doña Letizia por Honduras durará dos días. Después pondrá de nuevo rumbo a Madrid para dar el pistoletazo de salida a una de las navidades más atípicas, marcadas por el posible regreso del rey Juan Carlos a Madrid.