El carácter de doña Letizia es una mujer perfeccionista y constante en el trabajo. Quiere ser la mejor y para ello se ha formado desde que empezó a formar parte de la familia real hace ya 16 años. Da igual a quien se encuentre en frente, ella hace todo lo posible por parecer cómoda y hablar de cualquier cosa.

Cada verano se hacen una serie de peticiones para que la institución mejore año tras año. En estos momentos, la Casa del Rey se encuentra preparando la agenda oficial y actos que van a tener lugar en el próximo otoño entre los que cabe destacar la presencia de la princesa Leonor en los Premios Princesa de Asturias.

Artículo relacionado

Fue durante el pasado miércoles, cuando la Reina aprovechó para plantear sus nuevas propuestas. Con la confianza que le caracteriza, la mujer de Felipe VI planteó una ampliación en su agenda: quiere más competencias y responsabilidades.

Si hay algo que no puede soportar doña Letizia es ser una mera acompañante, una consorte sin más. La Reina quiere tener más peso en las decisiones de la Casa Real. Además de ampliar su agenda en solitario, desea contar con más viajes de Estado al extranjero, una obligación en la que se desenvuelve a las mil maravillas, y es que respecto al resto de las consortes europeas, la Reina tiene una de las agendas internacionales más escasas.

Esta petición no ha disgustado a don Felipe, quien entiende la situación y no lo ve mala idea, pero les da miedo que una mayor presencia de doña Letizia termine eclipsando la labor del Rey. Solo será cuestión de tiempo para conocer si finalmente su petición se llevará a cabo.