Dos años y medio después, y con una pandemia de por medio, don Felipe y doña Letizia vuelven a actuar de anfitriones en honor al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y su esposa, Kim Jung-sook ('La dama alegre'). Alrededor de las 17.00 horas, tal y como estaba previsto, los Reyes han presidido la ceremonia de bienvenida en la Plaza de la Armería. Un acto de carácter militar donde han disfrutado de un pequeño desfile en su honor.

Para la ocasión, la reina Letizia ha optado por un elegante estilismo conocido por todos. Se trata del dos piezas con falda de tul bordado y cuerpo entallado de Felipe Varela que estrenó en 2018 durante el Día de las Fuerzas Armadas. Un look de inspiración romántica que ha vuelto a acaparar toda la atención y gracias al cual ha ganado este primer duelo de estilo con la primera dama coreana.

Letizia

La reina Letizia da la bienvenida al presidente de Corea del Sur

Gtres

Si bien en el día de su estreno lo combinó con una americana, esta vez las altas temperaturas han permitido que la Reina lo luzca a la perfección con los salones de tira ancha de vinilo transparente de Steve Madden. Respecto a las joyas, se ha decantado por los pendientes en forma de flor de Yanes y anillo de Karen Hallam.

Tras el desfile de rigor, los dos matrimonios han mantenido un breve encuentro en el interior del Palacio Real. Será esta misma tarde, alrededor de las 20.30h, cuando los Reyes presidan la primera cena de Estado postcovid. Un acto que dejará a un lado las grandes ostentaciones propias de estos encuentros y no habrá ni rastro de tiaras ni grandes despliegues estilísticos.

Artículo relacionado

Reyes con el presidente de Corea del Sur

Los Reyes reciben al presidente de Corea y su mujer

Gtres

Doña Letizia ha estado pendiente en todo momento de la primera dama, gestos de complicidad que dejan buena cuenta de que es una de las mejores anfitrionas de nuestro país. Pero la agenda no termina ahí. Este miércoles, la Reina asistirá acompañada por Kim Jung-Sook a la Fundación ONCE, una visita para conocer de primera mano la labor que desarrolla.