Se avecinan días tristes para Brunéi. Ese sábado 24 de octubre, el país recibía una malísima noticia: la muerte del príncipe Azim, sexto hijo del sultán -primero con su segunda esposa, la exazafata Hajah Mariam-, segundo varón y cuarto en la línea de sucesión al trono. Tal y como se informó desde el propio Gobierno, el joven de 38 años fallecía a causa de una enfermedad que arrastraba desde hace tiempo, pero fueron escasos los detalles que se dieron al respecto.

Artículo relacionado

El fallecimiento del príncipe ha marcado una semana de luto oficial que se iniciaba el mismo sábado. El proceso ha sido rápido y más discreto de lo que se podría esperar, ya que sus restos ya descansan en el mausoleo real de la capital bruneana, Bandar Seri Begawan. Sin mucha presencia institucional, Brunéi sí ha recibido infinidad de mensajes y condolencias desde todas partes del mundo.

Príncipe Azim

Fallece el príncipe Azim, hijo del sultán de Brunéi, a sus 38 años de edad.

Gtres

Azim "era conocido por su espíritu amable y generoso, así como su dedicación a causas de beneficencia relacionada con la educación de los jóvenes", indicaba el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, horas más tarde de conocerse su muerte.

Convertido en todo un reconocido productor de Hollywood al mando de Daryl Prince Productions, el legado que el príncipe deja tras su muerte es digno de mención. Se estima que poseía una fortuna que superaba los 4.000 millones de euros (5.000 millones de dólares), una fortuna que dedicaba en gran parte a proyectos y obras solidarias, sobre todo relacionadas con el autismo

Gracias a ello, Azim subió rápidamente al reconocimiento internacional, convirtiéndose en una celebridad que frecuentaba importantes fiestas, además de ser organizador de muchas de ellas. Para ellas, no dudaba en contar con la presencia de artistas musicales como Janet Jackson o Mariah Carey, a quienes les pedía interpretaciones privadas que pagaba a precio de oro.