Preocupación por la reina Letizia: el comportamiento en la cena de gala de Holanda hace saltar las alarmas

La reina Letizia ha generado cierta preocupación por su extraña actitud durante el besamanos de la cena de gala en Holanda, durante su viaje de Estado

Jara Bravo
Jara Bravo

Redactora digital de Lecturas

Letizia
GTRES

Era evidente que todos los ojos iban a estar puestos en el Palacio de Ámsterdam donde esta noche tiene lugar la cena de gala entre los reyes Felipe VI (55 años) y Letizia (51 años) con Guillermo y Máxima de Holanda. Sobre las 19.30h han empezado a trascender las primeras imágenes, donde hemos podido descubrir los estilismos de las dos reinas y la princesa Amalia, heredera al trono holandés.

Sin embargo, poco después de tomarse las fotos oficiales, ha habido una extraña actitud de la madre de la princesa Leonor (18 años) que ha preocupado a los allí presentes y a los seguidores de redes sociales. Durante el besamanos, en el cual los monarcas saludan a las autoridades del país, la reina no ha permanecido de pie como su marido y los reyes holandeses, sino que se ha sentado en un taburete.

Un gesto totalmente inesperado y poco habitual en la monarca, ya que siempre lleva a cabo estos eventos con total elegancia y naturalidad. A pesar de que Letizia ha mantenido la sonrisa y una actitud calmada, la sorpresa y la preocupación han ido incrementando. ¿Por qué ha tenido que sentarse? ¿Qué le ocurre? La razón está vinculada con la enfermedad que la monarca padece desde hace años.

Artículo recomendado

La reina Letizia brilla de gala con un vestido señorial de raso azul y la majestuosa tiara Rusa

Letizia

El motivo por el que la reina Letizia se ha sentado durante el besamanos

La reina Letizia padece desde hace ya algún tiempo neuroma de Morton, una afección surgida de su metatarsalgia crónica que afecta al metatarso, generalmente a la zona entre el tercer y cuarto dedo del pie. Este trastorno le provoca un gran dolor en los pies y hace que no pueda seguir el ritmo habitual con según que zapatos. De hecho, la reina ha adaptado sus estilismos a calzado de tacón sensato para evitar vivir una situación así. 

Ella misma se sinceraba sobre su dolencia en 2022, admitiendo padecerla. En esta ocasión, le han facilitado un taburete en el que se ha sentado mientras los monarcas seguían adelanto con esta parte de la velada. De esta manera, la reina ha podido seguir presente durante este acto, a la vez que cuidaba de su salud.

Letizia
GTRES

Letizia, deslumbrante con su vestido de gala y tiara rusa

Si normalmente los estilismos de la reina Letizia ya generan curiosidad, cuando se trata de un outfit de gala, todo se multiplica mucho más. Para esta importante ocasión, la madre de la infanta Sofía ha elegido un vestido de inspiración señorial en color azul royal. Muy amplio de cuerpo y con una gran caída, ha sorprendido ver a Letizia con esta prenda, ya que nos tiene acostumbrados a prendas que estilizan mucho más. 

Y, por supuesto, ha llamado la atención su tiara. Cada vez que acude a una cena de gala, se genera una gran tensión sobre cuál de todas las piezas reales usará. En este caso, Letizia ha recurrido a la tiara rusa, una diadema exquisita inspirada en los tocados kokoshnick rusos. Esta joya fue un regalo de su suegro a la reina Sofía (85 años) y que heredó Letizia al convertirse en reina. De hecho, ya la estrenó en 2018 durante una cena de gala en honor al presidente de China, Xi Jinping.

Artículo recomendado

Amalia de Holanda, brillante, eclipsa a Letizia y lanza un guiño a su madre Máxima con su lookazo en la cena de gala

Amalia de Holanda

Eso sí, Letizia no ha sido la única que ha causado furor. La princesa Amalia ha debutado en este tipo de actos y no ha decepcionado a nadie. La heredera al trono ha escogido un precioso vestido azul marino, con fruncido en la cintura y tirantes anchos, aderezado con una preciosa capa trasparente de la misma tonalidad. Una opción moderna y juvenil que demuestra que la joven tiene personalidad y estilo propios.

Loading...